La Gerencia Municipal de Urbanismo ha autorizado la constitución de un complejo inmobiliario privado en relación a tres fincas registrales ubicadas en la calle Emilio Hurtado (números 19, 21, 23, 25 y 27). Asimismo, da luz verde a la demolición de las naves existentes en esos suelos y la construcción de una nueva nave comercial para acoger un supermercado y un parking en superficie. Se trata de un nuevo supermercado que la marca Aldi va a instalar en San Julián, cerca de Guadalmar.

Así, será de una sola planta con un pequeño altillo técnico y 57 plazas de aparcamiento, además de un muelle de descarga y carga cubierto. Se ubicará en una parcela tipificada como suelo urbano consolidado. En total, todo el suelo tiene una superficie de 5.108 metros cuadrados y una edificabilidad potencial de 3.811,73 metros cuadrados.

La futura nave tendrá 1.930,58 metros cuadrados de nave, que es la superficie construida, el aparcamiento medirá 627,51 metros cuadrados, el altillo o planta alta 86,32 metros y la superficie construida total ascenderá a los 2.016,9 metros cuadrados. La altura será de 5,95 metros y el plan de ejecución material suma 428.461 euros, de forma que la demolición se hará en dos semanas y la construcción en cuatro meses.