Efectivos del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga han realizado 51 actuaciones por hurtos durante los tres últimos meses, concretamente desde marzo a mayo, en el marco del dispositivo preventivo y de reacción que se lleva a cabo en zonas comerciales de gran afluencia de personas y áreas de influencia turística.

Policías locales del GIP han denunciado a un total 91 personas, de las que 17 son menores de edad, y detenido a otras 6 como presuntas autoras de un delito de hurto, ya que el valor de lo sustraído superaba la cuantía de 400 euros.

Asimismo, los agentes han logrado recuperar un total de 740 objetos de diversa índole, destacando en este sentido numerosas prendas de vestir sustraídas en diferentes comercios, con un valor de mercado superior a los 6.900 euros.

El pasado 7 de abril los agentes del GIP de la Policía Local de Málaga intervinieron un carrito de bebé con 21 prendas hurtadas

Los policías locales han podido observar que en el modus operandi habitual se ha incrementado la utilización de carritos de bebé, en ocasiones vacías, para ocultar las prendas sustraídas, tal y como ocurrió en una actuación llevada a cabo el pasado 7 de abril, en la que agentes del GIP intervinieron un carrito con 21 prendas hurtadas, valoradas en 135.50 €, en un carrito que, como se ha mencionado, no portaba ningún bebé.

Igualmente destacan una intervención llevada a cabo el pasado 17 de mayo, en la que se identificó a dos personas inmersas en varios hurtos en interior de establecimientos a lo largo del mes, quedando resueltas, al menos, 4 denuncias interpuestas en días anteriores, y otra efectuada el 24 del mismo mes, en la que se detuvo a dos mujeres que usaban a una menor de 12 años de edad para hurtar prendas de ropa.

Si bien el grueso de las actuaciones se viene produciendo en la zona comercial del centro histórico, los policías locales han podido comprobar que a raíz de la baja afluencia de turistas motivada por la pandemia por COVID-19, algunos carteristas se han desplazado a otras zonas como Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero, en las que se ha reforzado la presencia policial.