Los grupos municipales del PSOE y de Adelante Málaga han criticado este jueves la decisión del Ayuntamiento de Málaga para cerrar la guardería Colores de Málaga, localizada en el distrito Centro, "sin mediar palabra con los padres y madres de alumnos, tras cambiar la matriculación de 22 plazas desde esta escuela infantil pública hasta la concertada Nova School", en El Ejido.

En rueda de prensa en compañía de una veintena de madres, los concejales de la oposición han recordado que Colores de Málaga "es un centro excepcional, con gran espacio y dotado de grandes medios", luego "no se entiende que se reorganice el servicio prestado desde 2013 en esta instalación municipal situada en la calle Chaves".

El portavoz socialista, Daniel Pérez, ha criticado al alcalde, Francisco de la Torre, "por su escaso conocimiento de la labor de los profesionales de la guardería Colores de Málaga y por su nulo compromiso con la educación pública". "De la Torre quiere cerrar un servicio básico, con la connivencia del presidente Juanma Moreno, atacando a la educación pública y de calidad", ha advertido.

Para Pérez, "cerrar esta escuela", una de las cinco construidas por el Consistorio y gestionada en régimen de concierto en colaboración con la Junta de Andalucía, "es un recorte que los niños y las niñas no se merecen.De la Torre sólo quiere que el Ayuntamiento deje de pagar con fondos municipales un servicio primordial para las familias malagueñas".

Al grito de 'No al cierre', el portavoz socialista, Daniel Pérez, junto a los concejales del PSOE Rosa del Mar Rodríguez, Carmen Martín y Rubén Viruel han acompañado a una veintena de madres "que se encuentran desesperadas", porque "no se les ha consultado si quieren abandonar Colores de Málaga, dando la espalda además a un grupo de profesionales de la educación que están haciendo un trabajo excepcional".

Pérez ve en esta operación como "un ataque directo a la educación pública de cero a tres años. Si queremos evolucionar como país, y también como comunidad autónoma, tenemos que hacer todo lo posible por garantizar una educación infantil pública, gratuita y de calidad, no dejarlo todo en manos de las empresas", ha dicho y ha añadido que "es la única posibilidad para que todos los alumnos y alumnas tengan las mismas oportunidades. Lamentablemente, ni Moreno Bonilla y a Paco de la Torre, a la derecha en Málaga y en Andalucía, tienen sensibilidad por la igualdad de oportunidades y por lo público".

Pérez ha informado de que el próximo 24 de junio se debatirá una moción conjunta de los grupos PSOE y Adelante Málaga en la comisión de Derechos Sociales del Ayuntamiento.

"Vamos a defender que lo público no se cierra, que no se puede recortar y que, en todo caso, Colores de Málaga es un recurso municipal que debe seguir en activo, una escuela infantil de gran prestigio que no debe rematar su actividad, pese a que el PP en la Junta ponga como excusa una supuesta bajada en la natalidad, como está haciendo en otros cuatro centros de la capital con la eliminación de líneas educativas de infantil".

Por su parte, la portavoz de la confluencia de Podemos e Izquierda Unida, Paqui Macías, ha destacado que la escuela infantil municipal 'Colores de Málaga' "presta un servicio esencial en favor de la infancia y para garantizar el derecho a la conciliación de las familias y las mujeres, por lo que no es tolerable que de la noche a la mañana el alcalde, Francisco de la Torre, y el concejal de Derechos Sociales, Francisco Pomares, decidan cerrarla y derivar a las niñas y a los niños matriculados a una escuela infantil privada gestionada por el grupo NovaSchool".

Macías considera el cierre "una auténtica barbaridad, no solo porque se está recortando un servicio público fundamental, también porque se está dejando a las familias tiradas, lo que les va a suponer en algunos casos tener que dejar a los niños en casa o tener que asumir un desembolso económico que no todas las familias pueden asumir".

De igual modo, la portavoz de la confluencia ha explicado que la moción presentada reclama al alcalde "que dé marcha atrás en el cierre y que deje de priorizar los intereses privados frente a los públicos" a la vez que demanda "un aumento de las inversiones en equipamientos educativos públicos" y ha recordado que "una de las propuestas de nuestro programa electoral es poner en marcha una red de escuelas infantiles públicas en los barrios de Málaga con mayor necesidad".

La portavoz de las familias afectadas, Pilar Esteban, llama a la participación en la concentración de protesta que tendrá lugar el próximo jueves 24 de junio, a las 11.30 horas, a las puertas del Ayuntamiento de Málaga y considera "totalmente injustificado el cierre de la única escuela infantil pública existente en Málaga".

"No queremos cambiar a los niños, ya los hemos matriculado, los docentes y el equipo directivo son magníficos y no se puede cerrar un recurso que funciona muy bien. No nos vale la excusa de que las matrículas han bajado, esto es algo que ha ocurrido en todas las escuelas infantiles, debido a la bajada de la natalidad y a las consecuencias de la pandemia, pero cuando vuelva la normalidad habrá listas de espera como ha habido siempre. Cerrarla es acabar con un recurso educativo público y también cargarse una página de la historia de Málaga, son muchas generaciones las que han pasado 'la gota de leche'", ha concluido.