El equipo de gobierno llevaba hoy a la Comisión municipal de Ordenación del Territorio un punto en el proponía aprobar definitivamente la modificación de elementos del Plan Especial del Puerto de Málaga, consistente en el cambio del artículo 16 de la ordenanza específica del Muelle 1 equina Muelle 2, con el fin de que se permita la instalación en las dependencias de la conocida como Esquina de Oro de un espacio de coworking, es decir, de oficinas. Sin embargo, en el momento de la votación no estaban presentes la edil de Cultura y portavoz de Cs, Noelia Losada, ni el edil no adscrito Juan Cassá, que apoyan al equipo de gobierno, y la propuesta ha sido rechazada por siete votos del PSOE, Podemos e IU frente a los seis del PP. Lo que se ha rechazado es, precisamente, la aprobación definitiva de este asunto.

De hecho, se quería modificar el artículo, precisamente, para "posibilitar el uso oficinas (CO) conforme a lo previsto en el artículo 11.1 de la modificación de elementos del Plan Especial del Sistema General del Puerto de Málaga, conforme al texto refundido de junio de 2010, aprobado definitivamente mediante acuerdo plenario municipal de 30 de septiembre de 2010". Asimismo, se pedía proponer el uso de oficinas "como uso compatible con el uso ciudadano turístico en el ámbito delimitado para ese uso por alineaciones".

Se buscaba la instalación de un operador que gestionara un espacio de oficinas en alquiler de en torno a 2.000 metros cuadrados.

Salvador Trujillo, edil del PSOE, ha recordado que no se habla del interés industrial del Puerto de Málaga y ja sentenciado que, en relación a este recinto, "el equipo de gobierno va a salto de mata". Incluso, ha dicho que siempre se depende "de los cantos de sinera de los especuladores".

Remedios Ramos, edil de IU y Podemos, ha rechazado este proyecto al entender que "el Puerto no es el sitio adecuado para construir oficinas, se pueden hacer en otro sitio de la ciudad", y ha recordado que allí ya intentó implantarse un supermercado. "El Puerto tiene que tener un uso productivo, la pandemia ha evidenciado que Málaga no puede vivir sólo del monocultivo del turismo", ha recalcado, para pedir luego que se diversifique la actividad económica de la ciudad. Ambos se han referido así a potenciar el uso logístico, industrial y el tráfico de contenedores en este espacio.

El edil de Ordenación del Territorio, Raúl López, por su parte, ha aprovechado una moción sobre el rascacielos del Puerto para indicar: "Hoy ustedes han votado no a la aprobación definitiva de un uso de oficinas en la esquina de los muelles 1 y 2, oficinas público-privadas, han votado que no sea compatible el uso turístico y de ocio y recreo con las posibilidades de albergar unas oficinas". Así, ha indicado que van a modificar el expediente para "avanzar" en la iniciativa, para que venga el mismo con todos los condicionantes que "tenga que venir".