El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, Abel Caballero, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, han participado hoy en la primera edición de 'Encuentros en el Consejo de Estado'. Así, en una webinar, han analizado 'La Administración Local en el siglo XXI' y la incidencia de la Ley de Racionalización aprobada en 2013 por el Gobierno de Mariano Rajoy, en los ayuntamientos. Hay una idea clara: los consistorios prestan competencias que les son impropias, es decir, que tienen asignadas las comunidades pero que, de facto, las desarrollan las Administraciones Locales, como pueden ser la política de vivienda, parte de la política sanitaria o la atención a los centros educativos de Primaria. Sin embargo, no reciben la financiación requerida para sostener estas políticas.

Abel Caballero, por ejemplo, ha reclamado "la segunda descentralización, de las comunidades autónomas a las administraciones locales", para decir después que "la realidad atendida por los ayuntamientos va en una dirección y la normativa va en otra". Así, dice que necesitan cobertura legal los ayuntamientos y una nueva Ley de Bases del Régimen Local, así como otra de financiación.

El alcalde de Málaga, por su parte, ha insistido en que los ayuntamientos deben llevar el 100 por ciento de la política social, "estamos los últimos de la clase europea de la autonomía local", y ha puesto el ejemplo de, cómo sin tener competencias en política de salud, durante la pandemia el Ayuntamiento de Málaga compró mascarillas, o las desinfecciones masivas, recurriendo mucho al patrocinio o mecenazgo de las empresas. Y destaca la cesión gratuita a la comunidad del Palacio de Ferias para agilizar la vacunación. También ha criticado que no se haya hecho aún esa segunda descentralización.

Ada Colau, por su parte, ha dicho que los ayuntamientos son las administraciones públicas más eficaces y eficientes, y ha destacado que Barcelona dedica a competencias impropias el 10% del gasto corriente, unos 300 millones de euros. Antes, la alcaldesa de Barcelona ha dicho que la Ley de Racionalización "mantiene el corsé de la austeridad", y subordina a los ayuntamientos, "vulnera la autonomía local", cuando los tiempos de la austeridad han cambiado, de hecho Europa ha pedido la suspensión de las reglas fiscales en 2021 y 2022.

El regidor malagueño, por cierto, ha incidido en una de sus ideas preferidas: "Somos los municipios más débiles de Europa". "En el 13, hacía 30 años de las transferencias del Estado a las autonomías, tenemos un estado descentralizado desde el punto de vista autonómico, pero centralizado desde el punto de vista local". Y, como competencia impropia, ha puesto el ejemplo de la vivienda, de forma que Málaga hizo entre 2000 y 2018 5.300 VPO frente a las 50 de la Junta. "Ha tenido más eficacia la Ley de Estabilidad que la de Racionalización". Incluso, ha dicho que la Educación Primaria debería estar en el seno de los consistorios.

También ha criticado Abel Caballero la Ley de Racionalización, que lo que produjo "fue una contracción de nuestro propio gasto", y superávits que los consistorios no podían usar. Incluso, ha dicho que fue derogada esa ley por carta en 2015, al menos en parte.