«El único secreto es pensar que la Literatura es un poco la vida de uno», confiesa el profesor Francisco Morales Lomas, presidente desde hace 16 años de la Asociación Andaluza de Escritores y Críticos Literarios.

Prueba de esa vida volcada en la Literatura es ‘El ojo del huracán’, la recopilación de todos sus cuentos desde 1979 hasta 2020, que acaba de publicar en Ediciones Carena. Se trata de cerca de un centenar de relatos en seis libros con el aliciente de incluir dos volúmenes inéditos: ‘Narraciones 1979-1981’, los cuentos de sus inicios y ‘El hombre sin sonrisa’, que finalizó el año pasado.

La recopilación lleva este huracanado título porque, como explica, «cuando hay un huracán con lo que te encuentras es con muchas cosas en movimiento, diversas, plurales y heterodoxas y en cierto modo estos cien relatos son un poco así».

Una heterodoxia en la que se adivina en los comienzos, por ejemplo, cierta poética de trasfondo y una etapa rupturista «con una influencia clara de Borges y de Cortázar», destaca. El escritor, jiennense de nacimiento (Campillo de Arenas, 1957) y malagueño de adopción desde mediados de los 80, también enumera otros maestros que le han influido como Poe, Lovecraft, Melville o Bukowski, de quien le llamó la atención su lenguaje «descarnado, procaz y provocativo que a veces también he utilizado en algunos relatos».

El autor ha reunido seis libros de cuentos. | A.V.

Cuando se le pregunta por su sello a la hora de escribir, subraya que es «una concepción de la realidad que es mucho más rica y amplia de lo que ha traído tradicionalmente el realismo decimonónico y que durante el siglo XX ha ido desapareciendo».

Y para hablar de ese realismo que deja atrás el XIX pone de ejemplo la visita a una consulta médica hace muchos años en la plaza de las Flores -donde charla con La Opinión-. «Fue como entrar en una casa misteriosa, no había nadie, la puerta la abría el médico de ochenta y tantos años y en su despacho había una pátina de polvo y objetos de los años 50». El ambiente detenido en el tiempo y la (angustiosa) charla con el facultativo, que presumía de un ‘macabro’ ojo clínico, dieron pie a un relato en el que lo misterioso y lo cómico se daban la mano. «Intento sacarle el máximo partido a la realidad», remarca.

Francisco Morales Lomas, poeta, ensayista, novelista, narrador y columnista, licenciado en Filosofía y Letras (Filología Hispánica) y en Derecho, achaca su ingente producción literaria a un trabajo sistemático y a una organización que descubrió con sólo 12 años, cuando su padre le recriminó unos suspensos. «Cambié radicalmente. A partir de ahí fui muy sistemático; no distingo sábados o domingos y, al cabo del tiempo eso da mucho de sí».

Ahora, reúne estas cuatro décadas de relatos en ‘El ojo del huracán’, lo que no le impide seguir imaginando y plasmando nuevos cuentos. Además, ha acabado una obra sobre dos famosos pensadores de fama internacional y tiene otras en el cajón.

«Es que mi mundo es la Literatura. Yo no sabría hacer otra cosa», subraya.