Emasa ha licitado la compra e instalación de 200 fuentes de beber en la ciudad, que se sumarán a las 150 fuentes que están en servicio actualmente, con lo que Málaga contará con un total de 350 fuentes para finales de 2021.

De esta forma, se alcanzará la ratio de una fuente de beber por cada 1.400 habitantes, muy cerca del objetivo de una fuente por cada 1.000 habitantes y de grandes ciudades como Madrid y París.

La concejala del Área de Sostenibilidad Medioambiental, Gemma del Corral, ha destacado "el gran paso" que se da con esta licitación adelantándose en dos años el cumplimiento del compromiso del equipo de gobierno, adquirido por unanimidad, en el pleno del pasado año en el mes de enero, de instalar 200 fuentes de beber, a un ritmo de 50 fuentes anuales.

La licitación contempla dos lotes con un presupuesto global de 630.953 euros (impuestos incluidos), y un plazo de ejecución de cinco meses, según ha informado el Ayuntamiento de la capital en un comunicado.

El lote 1, con un coste presupuestado de 313.887 euros (impuestos incluidos), se destina a la instalación de 101 fuentes de beber en los distritos de Bailén-Miraflores, Campanillas, Carretera de Cádiz, Centro, Churriana y Ciudad Jardín. Y, el lote 2, recoge la instalación de 99 fuentes de beber en los distritos de Ciudad Jardín, Cruz Humilladero, Este, Palma-Palmilla, Puerto de la Torre, y Teatinos-Universidad y prevé un coste de 317.066 euros (impuestos incluido).

El plazo para la presentación de ofertas finaliza el próximo día 5 de julio. Toda la información se encuentra publicada en la sección del Perfil del Contratante de la página web www.emasa.es.

¿Dónde se colocarán las fuentes?

Para determinar la ubicación de estas nuevas 200 fuentes de beber que se van a instalar en todos y cada uno de los once distritos de la ciudad se han tenido en cuenta diversos criterios siendo el primero de ellos la atención a las zonas con menor número de fuentes ya instaladas.

También se ha tenido en cuenta la cercanía a zonas de juegos infantiles, zonas de prácticas deportivas, plazas, edificios públicos (museos, colegios, bibliotecas), zonas de densidad de paseantes, etcétera.

Se ha realizado una encuesta colaborativa con todos los distritos de la ciudad para cubrir también aquellas ubicaciones que, habiendo quedado fuera de los criterios iniciales, se sitúen como lugares de reunión vecinal habitual en los distintos barrios de la ciudad.

A partir de todas las propuestas de ubicación, Emasa ha estudiado pormenorizadamente cada uno de las opciones y desarrollado un proyecto de instalación de las fuentes de beber que se ha incluido en los pliegos de la licitación.