Este jueves se desarrollará una concentración, a partir de las 11.30 horas en las puertas del Ayuntamiento de Málaga, por el cierre de la única escuela municipal infantil pública que hay en la ciudad, 'Colores de Málaga'. Así, los padres y madres de los alumnos y la oposición han convocado esta acción de protesta, coincidiendo con las comisiones municipales que se celebran a lo largo de la mañana: la de Economía y Hacienda y la de Derechos Sociales y Cultura.

La viceportavoz de IU y Podemos en el Ayuntamiento de Málaga, Remedios Ramos, ha indicado hoy que "el equipo de gobierno del PP prometía abrir 15 guarderías municipales en sus campañas electorales pero una vez que llega al gobierno cierra la única Escuela Infantil Publica municipal que existe en nuestra ciudad con la complicidad de la Junta de Andalucía, en lo que representa un ataque inaceptable a una instalación municipal que presta un servicio público educativo y social para la ciudadanía, y especialmente a las clases más desfavorecidas de la ciudad y para la conciliación de las mujeres y las familias malagueñas".

Paralelamente, este mismo miércoles por la mañana, el concejal de Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad, Políticas Inclusivas y Vivienda, Francisco Pomares, ha explicado que el cierre se hará efectivo en 2022 y que los padres que ya tenían matriculados a sus hijos en la guardería este curso escolar podrán continuar el próximo, para así terminar esta etapa. Cuando finalicen estos menores, no se abrirá el centro a matriculas nuevas.

"El centro aguantará un año más para que los niños que ya estaban en el centro puedan terminar en el mismo centro", ha explicado Pomares en declaraciones a Europa Press, asegurando que así "no perjudicamos ni a los padres ni a los niños, tenemos que pensar prioritariamente en ellos".

La edil de IU y Podemos, por su parte, ha dicho que el equipo de gobierno "no quiere que exista nada público y están desmantelando los servicios municipales recortando derechos a los que en un futuro solo podrán acceder quienes tengan dinero para pagarlos, ese cierre responde a esa ideología privatizadora, lo que es especialmente grave cuando se trata de destruir servicios educativos. Y más aún si la privatización es para favorecer a grandes empresas que se dedican a hacer negocio con los servicios públicos, como tiene planeado el equipo de gobierno del PP". 

Te puede interesar:

Ramos destaca que “es una vergüenza que el PP y Cs vayan a cerrar una escuela infantil, la antigua ‘gota de leche’, que viene ejerciendo una función social y educativa esencial en la ciudad desde hace 80 años".

La portavoz critica que “el Ayuntamiento tendría que blindar y reforzar lo público en lugar de desmantelarlo, para favorecer negocios privados a costa de los servicios básicos, fomentando la desigualdad social, precarizando el empleo y rebajando la calidad”. A la vez, reconoce “la gran profesionalidad de las trabajadoras de la escuela".