La Casa Diocesana de Málaga fue el escenario elegido ayer por La Opinión de Málaga y Prensa Ibérica para celebrar la IV edición del evento Marca Málaga, un foro en el que se analizó la realidad actual, las distintas potencialidades, las fuerzas y las debilidades a las que se enfrenta el tejido productivo de Málaga y provincia en este momento de reactivación económica que se divisa tras la crisis sanitaria.

Esta IV edición del foro Marca Málaga, que contó con el patrocinio de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Málaga y la entidad financiera Caixabank, tuvo carácter semipresencial con asistentes invitados en la Casa Diocesana (respetando la normativa sanitaria anticovid-19), además de ser seguido en streaming en la web de La Opinión de Málaga (www.laopiniondemalaga.es), Facebook Live o Zoom.

IV Marca Málaga L. O.

El programa del evento contó con las intervenciones de Elías Bendodo, consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Juan Ignacio Zafra, director territorial de Andalucía Oriental de la entidad financiera Caixabank, y la ponencia de José Manuel Cansino, catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla, titulada «Vida y negocios en Málaga: parar, templar y mandar». Por último, las palabras de clausura fueron pronunciadas por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

Abrió el acto el director de La Opinión de Málaga, José Ramón Mendaza, quien dio la bienvenida a los asistentes e indicó que el Foro iba a servir para evaluar las posibilidades y las claves de recuperación de nuestra ciudad. «Málaga ha sabido mantenerse como destino de negocios gracias a las múltiples ventajas que ofrece», comentó, y se felicitó de que grandes corporaciones tecnológicas hayan elegido recientemente a la capital de la Costa del Sol como sede de sus empresas. Mendaza apeló a la vacunación «como uno de los factores que nos pueden posicionar bien en el sector turístico» y finalizó su intervención mostrando su esperanza en la recuperación de la provincia «porque Málaga tiene talento», concluyó.

Tras el director de La Opinión, el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, intervino para defender la llamada ‘Marca Málaga’. El consejero calificó de «espectacular y acertada» la estrategia de una ciudad como la nuestra «que se ha ganado el pulso de estar en el centro de todas las miradas y en el punto de mira de muchos inversores», recalcó.

112

Celebración del evento Marca Málaga Álex Zea

Bendodo indicó que el modelo de Málaga es el modelo que el Gobierno andaluz quiere exportar al resto de Andalucía: «un lugar para vivir, para visitar y que también sea un lugar para trabajar y para invertir», mostrando su satisfacción por la decisión de las grandes corporaciones tecnológicas de instalarse en Málaga.

Bendodo calificó al Ejecutivo andaluz del que forma parte como «un gobierno sin complejos» a la hora de facilitar la inversión privada y añadió que la mejor política económica que se puede aplicar en estos momentos es «la vacunación masiva y rápida de la población» y enumeró las medidas que había adoptado en los últimos meses el Gobierno andaluz para ayudar al sector empresarial en su empeño por acelerar una recuperación económica en la que era clave «la colaboración público-privada».

Tras la intervención del consejero andaluz fue el turno de Juan Ignacio Zafra, director territorial de Andalucía Oriental de la entidad financiera Caixabank, quien tomó la palabra para afirmar que para su entidad «Málaga es la tercera ciudad de España» y se felicitó porque Caixabank «también forma parte de la Marca Málaga».

Zafra afirmó que la capital de la Costa del Sol «tiene que ser amable, sostenible, divertida y tener un formato apetecible». El responsable de Caixabank en Andalucía Oriental, calificó de «muy importante» la futura gestión que se haga del talento para avanzar económicamente: «Tenemos condiciones, tenemos talento interno y estamos obligados a captar y acoger talento exterior» y reivindicó el papel de las universidades en este aspecto, «necesitamos más universidades privadas», añadió. Por último, Zafra quiso poner en valor el papel de los empresarios en el próximo devenir económico de la provincia «tienen que ser la figura central sobre la que pivote la actividad económica, y eso solo se conseguirá cuando todos los agentes implicados se involucren».

«Vida y negocios en Málaga: parar, templar y mandar» fue el título de la ponencia que José Manuel Cansino, catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla, pronunció en el auditorio de la Casa Diocesana. En ella, el experto economista hizo un recorrido en tres etapas por los estragos económicos que había causado la pandemia en abril de 2020; el momento actual, en el que la curva de la gráfica de la crisis empieza a remontar su tendencia y, por último, enumeró las fórmulas y sus planes para alcanzar la recuperación económica en los próximos años.

Clausuró el acto el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien mostró su tranquilidad «por ver un Gobierno regional que trabaja por Andalucía y por Málaga», y calificó de «esencial» la vacunación para lograr la tan ansiada recuperación. Respecto al futuro económico, el edil malagueño explicó las cosas que hay que mejorar: «Tenemos potencialidad pero algo falla, tenemos buenas estrategias, pero claramente hay que mejorar la educación, erradicar el fracaso escolar nos llevará a disminuir la exclusión social». Por otro lado, De la Torre se mostró preocupado por la «falta una lealtad mínina con Europa» y consideró «muy importante» para el futuro progreso económico «conservar el aprecio que Europa tiene con nosotros».