La Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) ha afirmado este lunes que las previsiones de ocupación para julio y agosto en la provincia de Málaga seguirán siendo bajas (en torno al 50%) mientras el gobierno británico de Boris Johnson no incluya a España en su lista de destinos seguros, y ha calculado que este hecho, cuando se produzca, permitiría al menos remontar esas tasas hasta el 65%. Aehcos ha recordado que un tercio de la planta hotelera (unos 100 hoteles) continúa cerrada, y cree que en al menos la mitad de establacimientos, la causa es la ausencia de visitantes del Reino Unido, el principal emisor de turistas del litoral malagueño.

El presidente de Aehcos, José Luque, ha señalado que el turista nacional, en cambio, ha incrementado significativamente sus reservas, y también hay un buen comportamiento de franceses, belgas, holandeses, suizos y, algo menos, de alemanes. En todo caso, ninguna de estas nacionales es capaz de paliar el vacío que hasta el momento están dejando los británicos. "Esto no va a cambiar mientras no se abra ese mercado. Málaga es, turísticamente, una de las provincias del Reino y hasta que nos los recuperemos no volveremos a nuestra normalidad. Ahora mismo seguimos en la incertidumbre", ha explicado. La franja de Torremolinos a Fuengirola es la más afectada por la ausencia de estos clientes, con establacimientos que dependen de ellos en porcentajes de entre un 50% y un 60%.

Luque ha valorado con normalidad el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que los turistas británicos que lleguen a Baleares (que ya ha entrado en la lista verde del Reno Unido) van a necesitar, en un plazo de 72 horas, un certificado de vacunación con pauta completa o una PCR negativa para entrar en las islas. "Lo veo razonable ante la incidencia de la cepa Delta, es sólo un pequeño impedimento, pero nada comparado con lo que suponer realizar una cuarentena a la vuelta", ha dicho.

Además, ha confiado en que el tramo final del verano sea más positivo y ha señalado que Gran Bretaña ya estudia medidas como permitir que los vacunados no tengan que hacer cuarentena a la vuelta de sus vacaciones a destinos como España.

El representante de los hoteleros ha estado acompañado por el presidente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viaje de Andalucía (AEDAV), Sergio García, y por el director adjunto del turoperador CEO Tour10, Fran Serón, que ha destacado la gran subida de reservas que viene realizando el turista nacional, paliando en parte la ausencia de británicos. "Evidentemente, eso nos supone un gran agujero, pero tenemos en el visitante nacional un rayo de esperanza, un colchón, para aguantar", han comentado. Según sus datos, sus reservas en estos días son un 300% y un 400% superiores a las de hace un año.

"Muchos de ellos se iban otros años al extranjero, pero ahora se quedan aquí en España. Están reservando como si ni hubiera un mañana. La gente está cansada de la pandemia, necesita salir de vacaciones", han apuntado. El norte de España, Baleares, Canarias y la propia Andalucía son los destinos predilectos.

Por otro lado, Aehcos, Tour10 y Aedav han firmado un pionero convenio por el que los 17.000 trabajadores de los hoteles malagueños podrán beneficiarse de estancias a precios exclusivos en sus vacaciones y escapadas. Aehcos Staff Club tiene una dimensión temporal de 16 meses, de junio de 2021 a octubre de 2022, e incluye a los 332 establacimientos asociados a Aehcos y 400 agencias de viajes. Además, la oferta es extensiva a los familiares de los trabajadores. ç

"El objetivo es generar demanda cruzada en la provincia y beneficiar a los trabajadores", han explicado los responsables de los tres actores firmantes. Las agencias de viajes se quedarán con un 7% de comisión de las operaciones que se realicen, para ayudar a superar una situación que, desde el estallido de la pandemia, ha sido "muy complicada", según ha comentado García.