La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo ha resuelto en apenas un mes 5.246 solicitudes presentadas por empresas malagueñas de la línea de ayudas para mantenimiento del empleo en empresas afectadas por ERTE, según ha comentado este martes la delegada territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Carmen Sánchez.

Las solicitudes resueltas suman, aproximadamente, 20 millones de euros en ayudas para empresas de Málaga que durante la pandemia han tenido que acogerse a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo. "Estamos cumpliendo con lo prometido: dijimos que resolveríamos y pagaríamos en un plazo máximo de tres meses, y en el primer mes hemos cubierto más del 60% de todas las solicitudes recibidas", ha explicado Sánchez en la rueda de prensa donde ha hecho balance de estos incentivos y ha presentado otras ayudas para empresas y autónomos que continúan vigentes.

La titular del ramo ha recordado que esta iniciativa cuenta con 270 millones de presupuesto y que tiene como objetivos "evitar que los ERTE se conviertan en ERE y en posibles despidos, además de favorecer que los trabajadores se mantengan de alta y no pierdan un 30% de su salario al estar incluidos en expedientes de regulación temporal".

Fondos COVID

Carmen Sánchez ha informado de las últimas subvenciones con convocatoria abierta, destacando las de "Apoyo a la solvencia empresarial", que oscilan entre 3.000 y 200.000 euros, y van destinadas a empresas y autónomos que han acumulado deudas a causa de la pandemia.

La Consejería de Empleo se encargará de tramitar las solicitudes, que prevé resolver antes del 31 de diciembre de este año, cumpliendo con los plazos exigidos por el Gobierno. "Contamos con un presupuesto de 1.109 millones de euros para toda Andalucía, y el plazo de solicitudes finaliza el próximo 15 de julio", ha recordado.

El procedimiento de solicitud de estas ayudas consta de dos fases: en la primera, se tendrá que rellenar un formulario disponible en la web de la consejería, que autoriza a la persona o entidad solicitante a consultar a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AETA) sus datos fiscales, para poder comprobar que cumple ciertos requisitos básicos (como no tener deudas con la Seguridad Social ni Hacienda) y para poder calcular la subvención aplicable en el caso de cumplir con estas obligaciones. El resultado de esta consulta se pondrá a disposición del solicitante, que podrá acceder a la siguiente fase.

Entre los requisitos exigidos están dedicarse a una de las más de 250 actividades económicas que recoge el anexo del DL 10/2021; no haber declarado pérdidas en 2019; que las operaciones interiores con IVA hayan caído más de un 30% en 2020 respecto a 2019; tener sede en Andalucía; no estar en concurso de acreedores; comprometerse a mantener la actividad (no el empleo) hasta el 30 de junio de 2022; y las ya mencionadas de estar al día con la Seguridad Social y Hacienda.

El importe de la subvención se calculará según lo que haya bajado la facturación y el número de trabajadores de la empresa (si supera o no los 10) y puede ir de 3.000 a 200.000 euros.

El segundo paso será cumplimentar la "Solicitud de subvención a personas trabajadoras autónomas y empresas para el apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento del sector privado", mediante un formulario online y una declaración responsable, un trámite que se recomienda que se realice dentro de los 10 días siguientes a la notificación de datos de la AEAT, ya que la convocatoria es de concurrencia no competitiva y por tanto se irán tramitando y resolviendo las solicitudes por orden de entrada hasta alcanzar los 1.109 millones de presupuesto.

La solicitud de la subvención es telemática y se basa principalmente en declaraciones responsables, y el solicitante deberá aportar copias digitalizadas de las facturas o documentos de valor probatorio de las deudas, pagos pendientes y costes fijos incurridos pendientes de pago, y para cada uno de ellos (artículo 11.3 DL 10/2021).

En algunos casos, la empresa solicitante también deberá incluir documentación específica relativa a las declaraciones de la Renta, que prueben determinadas circunstancias recogidas en el DL 10/2021, como son los resultados negativos como consecuencia de los deterioros de valor de activos financieros por operaciones comerciales que tengan la consideración de créditos concursales, con las demás circunstancias previstas.

Asimismo, si el beneficiario es partícipe en una modificación estructural también deberá incluir en la solicitud copia autorizada de la escritura pública e inscripción en el Registro Público correspondiente o documentación acreditativa de la operación, en caso de que no fuera exigible escritura pública para la inscripción de la operación correspondiente según la normativa de aplicación.

Por último, en caso de que la persona o entidad interesada presente la solicitud a través de persona representante apoderada que no sea representante legal deberá presentarse, si el apoderamiento es electrónico, el documento que lo acredite, cumplimentando en caso contrario el certificado de apoderamiento que se publica en el extracto de la convocatoria que deberá acompañarse junto con la solicitud.

Otras ayudas en tramitación y con plazo de solicitud abierto

Por otra parte, desde el Servicio de Economía Social y Trabajo Autónomo de Delegación se están tramitando actualmente tres tipos de ayudas, todas ellas con plazos abiertos de solicitud: ayudas para la "Conciliación profesional y familiar de los autónomos", la línea 1 de Fomento del Empleo en Cooperativas y Sociedades Laborales y las ayudas al inicio de actividad de autónomos y autónomas.

Las ayudas dirigidas a facilitar la conciliación profesional y familiar de los autónomos, con plazo abierto de solicitud hasta el 30 de septiembre de 2021, en régimen de concurrencia no competitiva, cuentan con 271.800 euros de presupuesto para la provincia de Málaga. Concretamente, se pueden pedir ayudas a la contratación de personas desempleadas que sustituyan a los autónomos para poder atender a sus hijos menores de 3 años o por embarazo, nacimiento, adopción y acogimiento.

Se trata de incentivos de 6.000 euros por cada contrato de un año de sustitución de la persona autónoma con hijos menores de 3 años; y de entre 1.700 euros por contrato de 16 semanas (para nacimiento, adopción, etc.) y 3.200 euros por contratos de 8 meses como máximo para sustituir a una autónoma embarazada. En ambos casos, las cuantías se incrementan si la persona contratada pertenece a colectivos preferentes, como mujeres, jóvenes o personas con discapacidad, entre otras.

La línea 1 de Fomento del Empleo en Cooperativas y Sociedades Laborales, cuyo objetivo es fomentar el desarrollo de la Economía Social como sector estratégico para Andalucía, con 630.000 euros de dotación para Málaga y cuyo plazo de presentación de solicitudes finaliza el próximo 31 de agosto, en la modalidad de concurrencia competitiva, es decir, la asignación de las ayudas será ordenada según la puntuación obtenida en la baremación, y el procedimiento de concesión de las subvenciones comenzará una vez finalice el plazo de presentación de solicitudes.

La delegada de Empleo ha recordado que hasta la fecha se han presentado 1.786 solicitudes correspondientes a las ayudas al inicio de actividad de autónomos y autónomas, con convocatoria abierta hasta el 1 de octubre, y que incluye mejoras como el aumento de las cuantías en hasta un 30% para dar una respuesta efectiva a a necesidad de recursos económicos que tienen los autónomos en estos momentos. De esta forma, podrán recibir 5.000 euros las mujeres autónomas menores de 35 años, los hombres menores de 30 años y los autónomos que vivan en municipios de menos de 10.000 habitantes, una medida que contribuirá a frenar la despoblación del interior del territorio.

Estas ayudas son además compatibles con las de ampliación de la tarifa plana de autónomos, que se convocarán durante tres años más como medida de apoyo a la consolidación de los autónomos. Consiste en una ayuda que permite ampliar hasta dos años la cuota reducida que la persona autónoma beneficiara de la tarifa plana estatal paga a la Seguridad Social, en lugar de un año. Para determinados colectivos (mujeres rurales y jóvenes) esa cuota se ve reducida a 30 euros al mes, 60 euros en el caso de autónomos en general y 50 en los autónomos agrarios.

Por último, Sánchez Sierra ha señalado que están pendientes de abrir en breve la convocatoria de una ayuda específica para los Feriantes, que no han podido acogerse a las medidas excepcionales aprobadas por el Gobierno de la Nación porque sus requisitos y condiciones "eran excluyentes para su especial situación de actividad de temporada".