La Dirección General de Tráfico incorporó el lunes a 35 examinadores interinos para este verano en 27 jefaturas provinciales, entre ellas la de Málaga, que se suman a los 39 que lo hicieron a principios de junio. La incorporación de efectivos para afrontar el aumento de la demanda de exámenes se completará con otros 60 que ingresarán el próximo 2 de agosto, según la DGT. Los 35 nuevos examinadores terminaron el curso formativo de cuatro semanas de duración que les habilita para la calificación de pruebas el pasado viernes. Estos efectivos han sido destinados a las jefaturas de Badajoz, Barcelona, Guipúzcoa, Girona, Madrid, Alcalá de Henares, Málaga y Navarra, con dos nuevos trabajadores; y Almería, Baleares, Ibiza, Sabadell, Vizcaya, Burgos, Cuenca, Cádiz, La Línea, Córdoba, Huesca, León, Lleida, Cartagena, Las Palmas, La Palma, Sevilla, Valencia y Valladolid, con uno en cada caso. En el mes de agosto la plantilla contará con más de 900 examinadores, la mayor cifra desde hace una década.