Todos los grupos han apoyado hoy en el Pleno ordinario de junio la propuesta de IU y Podemos para que el autobús sea gratis para menores de siete años, una medida que se aplicará "con la máxima celeridad", de forma que también se ha comprometido el equipo de gobierno a estudiar la gratuida para los menores de dieciséis años. El acuerdo llega después de que la portavoz de la confluencia, Paqui Macías, accediera a eliminar los dos puntos iniciales la moción.

José del Río, edil de Movilidad, de cualquier forma ha insistido en que a estas alturas los autobuses van cada día al 70% de su capacidad, como consecuencia, claro, de la pandemia, y ha dicho que se llegará al 85% en 2022, de forma que cuando se supere ese umbral y sea viable para la empresa se aplicará la gratuidad para los menores de siete años. Ahora aporta el Consistorio a la empresa 31 millones de euros (datos de 2019) para subvencionar 12 tarjetas y esa cifra subirá en 2022 a los 36 millones de euros "soportados a pulmón". Ha criticado, por cierto, las subvenciones que da el Gobierno a diferentes empresas de transporte de otras ciudades, como los 38 millones a Valencia, mientras que Málaga sólo recibe cuatro millones, es decir, 7 euros por habitante, frente a los 30 euros por vecino en Madrid o Barcelona.

"Cuando la EMT alcance un tanto por ciento razonable de usuarios, cuando haya estabilidad económica, pondremos los viajes gratuitos para los menores de siete años". Paqui Macías, por su parte, le ha pedido más concreción y fijar el momento justo en el umbral del 85% y 2022, pero el edil ha insistido en hacerlo cuando sea viable económicamente. Ha recordado, incluso, que no ha recibido aún el equipo de gobierno los 12,64 millones de euros del Ejecutivo central para ayudar a la empresa pública malagueña.

Jorge Quero, edil del PSOE, por su parte, ha dado un suspenso a Del Río en materia de movilidad sostenible y le ha acusado de fomentar el uso del coche privado.

Finalmente, todos los grupos han apoyado la iniciativa de Macías.