El Centro Histórico, el modelo de ciudad y los graves problemas que sufren los vecinos por el ruido o los problemas de convivencia generados por determinados turistas que pernoctan en viviendas turísticas han sido objeto hoy, de nuevo, de un debate en el pleno ordinario de junio. De cualquier forma, ha sido rechazada una iniciativa de IU y Podemos que instaba al equipo de gobierno a plantear un recinto adecuado, en un emplazamiento periférico, "que no genere conflictos de convivencia con zonas residenciales, que cuente con un servicio público de transporte nocturno gratuito en lanzadera y garantías de seguridad, para concentrar a los establecimientos de ocio nocturno en el municipio".

Es decir, la idea que lanzó Nicolás Sguiglia en rueda de prensa era llevar los bares de copas al Cortijo de Torres. El PSOE, de hecho, ha sumado sus votos al PP, Cs y el edil no adscrito Juan Cassá, frente a los tres de Adelante, para rechazar llevar el ocio nocturno al Cortijo de Torres. De hecho, Gemma del Corral, edil responsable del Centro, ha asegurado que asociaciones de vecinos de esa zona y de la Federación de Peñas la han llamado para rechazar esta iniciativa. También ha defendido la importancia del turismo para la ciudad y ha recordado que los parámetros de ruido o de apertura de locales hosteleros están muy lejos de ser los de 2019, además de destacar que hay muchas familias en ERTEs o en paro que trabajan en la hostelería.

De cualquier forma, ha quedado patente, de nuevo, la diferencia entre los modelos de ciudad existentes entre equipo de gobierno y oposición. Se han rechazado otros cinco puntos, esta vez sólo por dieciséis votos a favor y quince en contra, al votar el PSOE con Adelante. De esta manera, se ha rechazado desarrollar un plan para revitalizar el Centro Histórico, urgir al equipo de gobierno a cumplir con el ZAS y convocar la mesa de seguimiento, reforzar la Policía Local en horario nocturno allá donde hay conflicto, aumentar el control sobre las viviendas turísticas y revertir la ampliación de la ocupación provisional de la vía pública. Del Corral ha explicado que todo ello se está haciendo ya en una medida u otra, frente a las críticas de Sguiglia, quien ha preguntado "¿cómo se va a planificar la desescalada?". El PSOE, por su parte, ha insistido en que el Centro no siga siendo "turislandia" y ha advertido de futuros problemas de turismofobia si persisten los problemas de convivencia.

Sguiglia ha pedido tomar nota de los avances de Barcelona, por ejemplo, con las viviendas turísticas y su regulación.