El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, aseguró ayer que no ve «razones para dar marcha atrás» en su postura de apoyo a la declaración de toda la capital malagueña como Zona de Gran Afluencia Turística, lo que supone, en definitiva, la liberalización de los horarios comerciales al poder abrir las grandes superficies y los pequeños negocios muchos más días festivos, pasando de 10 a 19 anuales.

El regidor respondió así a la moción socialista en la que se proponen tres acuerdos: instar al Ayuntamiento a dejar en suspenso la nueva declaración de Zona de Gran Afluencia Turística en tanto en cuanto no haya acuerdo en el seno del Consejo Sectorial de Comercio; se insta al Consistorio a convocar ese Consejo y a que elabore un estudio pormenorizado por zonas con el fin de justificar qué partes de la ciudad sí cumplen los criterios para ser declaradas así y qué partes no.

Daniel Pérez, portavoz socialista, fue duro en su exposición: «No queremos que se implante la ZGAT de forma unilateral, esto atenta contra los derechos de los trabajadores, es una medida que se implanta sin contar con el consenso del sector», para asegurar luego que tanto De la Torre como el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, «han faltado a su palabra». Además, destacó que zonas como Miraflores, Ciudad Jardín o Palma-Palmilla no tienen afluencia turística para ser consideradas bajo el amparo de este paraguas legal que legitima la apertura de superficies y negocios en días de fiesta y domingos.

El regidor, por su parte, destacó que la postura del PP «es la defensa del empleo». Recordó también que las grandes superficies comerciales tienen pequeñas y medianas empresas alojadas y estas tiendas sufren la competencia de municipios de alrededor tales que son Zonas de Gran Afluencia Turística en todo su conjunto, y no sólo en determinados barrios, como ocurre en la ciudad. Dijo que esto permite abrir nueve días más al año y que salió aprobada por mayoría esta propuesta en el Consejo Andaluz de Comercio (28 votos a favor, seis en contra). «No veo razones para dar marcha atrás», dijo. Cs se mostró también en contra de eliminar esta petición a la Junta.