La Diputación de Málaga destinará 1,2 millones de euros para atender al tercer sector y a familias desfavorecidas afectadas por la pandemia. La institución ha dado hoy a conocer la apertura de dos líneas de ayudas públicas para la atención de la ciudadanía en la provincia. La primera, con una inversión de 846.600 euros, irá destinada a organizaciones y entidades sin ánimo de lucro. La segunda, por su parte, se enfocará en la ayuda a personas con necesidades y supondrá un total de 400.000 euros en ayudas.

Asociaciones, entidades y fundaciones sin ánimo de lucro, que desarrollen actividades en cualquier municipio que cuente con menos de 20.000 habitantes podrán ser beneficiarios de esta partida de ayudas. La Diputación centra sus esfuerzos, un año más, en apoyar económicamente al tercer sector, que ha seguido desarrollando su labor durante estos meses en los que la falta de ingresos ha dificultado el desarrollo de su función. "Ayudan a los que más lo necesitan, llegan donde nosotros no podemos llegar, nunca debemos darle la espalda", ha manifestado el presidente de esta institución, Francisco Salado.

La cantidad destinada a este sector será de 846.600 euros, cifra idéntica a la del pasado año -en el que 50 entidades malagueñas fueron beneficiarias-. Esta ayuda económica se centrará, en primer lugar, en el desarrollo de proyectos de intervención social y, en segundo, en inversiones y equipamientos para el desarrollo de estos proyectos. La cantidad destinada será de 20.000 euros y 30.000 euros, respectivamente. Para poder acceder a estas ayudas, las distintas entidades deberán presentar su candidatura antes del 16 de julio. Los requisitos que deberán cumplir contemplan un amplio abanico de objetivos entre los que se encuentran el desarrollo de actividades que fomenten la vida asociativa y la participación ciudadana; la aplicación de la innovación social y la perspectiva de género de forma transversal; medidas de apoyo para la inserción laboral de colectivos desfavorecidos y en riesgo de exclusión social y la prevención de la vulnerabilidad de menores en desventaja social.

El presidente de la Diputación ha resaltado que se tendrá en cuenta especialmente aquellos proyectos que ayuden a la entidades sociales en la transformación digital de los programas y servicios que presta a sus usuarios. Además, también podrán presentarse proyectos que incidan en la problemática del despoblamiento de las zonas rurales, incentiven actuaciones dirigidas a paliar los efectos del envejecimiento de la población o ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas mayores en estos municipios menores de 20.000 habitantes.

Por su parte, el pasado 21 de junio se público en el BOP la convocatoria para la concesión de ayudas económicas a personas individuales que vivan en este tipo de municipios y que carezcan de los medios económicos para atender las necesidades de los menores a su cargo. Así, la Diputación destinará un total de 406.708 euros a la prevención y reducción de factores que afecten a la integración social de estos menores. Esta partida, que prevé ayudar a más de 300 familias y 640 menores de edad, procede de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

Los Servicios Sociales Comunitarios de la institución serán los encargados de valorar todas las solicitudes presentadas hasta el próximo 12 de julio, cuando terminará el plazo de convocatoria. Entre las ayudas sociales que se destinarán con esta partida cabe destacar la cobertura de necesidades básicas de los menores -alimentos, ropa, calzado, productos de higiene, leche de continuidad o medicamentos-; material escolar, acceso a recursos educativos que favorezcan la integración del menor y gastos derivados del transporte.

Excepcionalmente, ha indicado Francisco Salado, podrán ser atendidos otros gastos como el alquiler de vivienda, la electricidad, el gas o el agua. Así como la adquisición de mobiliario y enseres básicos que puedan influir en la vida del menor. El presidente de la Diputación ha anunciado, además, que la Diputación anunciará en breve nuevas ayudas sociales en estos municipios como las subvenciones por nacimiento y adopción.