Trescientos agentes de la Policía Nacional reforzarán durante julio y agosto los municipios malagueños de su demarcación. Así lo ha anunciado esta mañana el subdelegado del Gobierno de Málaga, Teófilo Ruiz Municio, durante la presentación en la calle Larios de la operación Verano 2021, dispositivo que supondrá que la plantilla de agentes dedicados a la seguridad ciudadana pasen de los actuales 1.357 a los 1.657.

Ruiz, que espera que el anuncio del Gobierno británico de eliminar las restricciones de la pandemia a partir del próximo 19 de julio suponga una mayor presencia de turistas en nuestras costas, ha explicado que la seguridad es un complemento necesario para las personas que buscan tanto la playa como el variado patrimonio cultural y natural que ofrece la provincia de Málaga. Para el representante del Gobierno central, este plus pasa por la asistencia eficaz a las víctimas que sufran cualquier tipo de delito, más control en los desplazamientos y una mayor vigilancia en puntos estratégicos como el aeropuerto, puerto, estaciones de tren y autobús, carreteras, playas, hoteles, camping y otras zonas que supongan grandes concentraciones de personas. Entre los delitos a batir, el subdelegado ha recalcado los relacionados con la propiedad, sobre todo robos en viviendas y segundas residencias, así como la prevención en materia de estafas online, "uno de los delitos que motivan la interposición de más denuncias durante los meses vacacionales como consecuencia del incremento del uso de internet para reservar alojamientos y paquetes de viajes”.

Como en años anteriores, y dentro del Proyecto de Comisarías Europeas, cinco agentes de las policías francesa y alemana realizarán su trabajo en las localidades de Estepona, Marbella y Málaga capital con el objetivo de dar asistencia a turistas procedentes de estos países.

Hurtos

La inspectora Susana Prieto, delegada de Participación Ciudadana de la Comisaría Provincial, ha indicado que durante el verano la Policía Nacional repartirá en todos los municipios de su demarcación unos trípticos que recogen en once idiomas una serie de consejos "básicos pero muy útiles" tanto para el turista nacional como extranjero. Prieto ha insistido en la importancia de tener especial cuidado con las pertenencias, las cuales hay que tener siempre a la vista y bien protegidas cuando se utilice el transporte público. Los consejos policiales incluyen llevar sólo lo imprescindible a la playa o a la piscina, no transitar por lugares solitarios o poco iluminados y desconfiar de ayudas sospechosas. En hoteles y apartamentos turísticos se recomienda no dejar en las habitaciones llaves, dinero y objetos de valor, así como vigilar el equipaje y las pertenencias en las zonas comunes.