Este compuesto ayuda reduciendo su movilidad y su capacidad alimentaria. También actúa sobre las larvas, por lo que acaba con las plagas desde su origen. Una de las principales preocupaciones de los agricultores valencianos es la protección de los cítricos frente a las plagas y, aunque es cierto que se ha avanzado mucho tecnológicamente y los profesionales del sector están cada vez más especializados, lo cierto es que existen una serie de circunstancias que afectan a que todavía no hayan ganado esta “batalla”.

En primer lugar, cada año se reduce por parte del Ministerio de Agricultura y de la Unión Europea el número de sustancias activas insecticidas disponibles. Además, existe un notable aumento de demanda de frutos y hortalizas ecológicos, sostenibles y sin residuos por parte de los consumidores, los cuales están cada día más concienciados.

Ante estas circunstancias, la clave está en encontrar una manera de proteger los campos de cítricos andaluces de la forma más sostenible y rentable de plagas como la del cotonet o la mosca blanca. Los productos fitosanitarios de origen natural cuidan de los cultivos previniendo mayores daños en la cosecha de los cítricos.

Zenith® A26, la mejor defensa ecológica frente al Cotonet de Sudáfrica

Al igual que las necesidades de los agricultores de la Comunidad Valenciana han ido cambiando con el tiempo, también lo ha hecho este compuesto natura ya que, al analizarse químicamente en profundidad, se han identificado variantes de la molécula Azadiractin. Por eso, se pueden encontrar en el mercado productos fitosanitarios compuestos por Azadiractin A, Azadiractin B y sucesivas formas entre ellas diferentes, pero con una misma misión: la acción insecticida.

De todos estos isómeros o formas, la Unión Europea tomó el Azadiractin A como la oficial, una composición que no ha perdido ni concentración ni eficacia y que se puede encontrar en etiquetas como la del insecticida nematicida ecológico ADINA de SIPCAM Iberia. A su vez, esta materia activa también puede utilizarse en otros bioprotectores como ZENITH® A26, insecticida que interfiere en el crecimiento y desarrollo de las plagas como el pulgón, el minador o la más reciente plaga del Cotonet.

Ambos productos son un ejemplo del potencial que tiene esta sustancia de origen natural y líder en el mercado ecológico. “No existen muchas herramientas que controlen tantas plagas como ZENITH® A26. Tras 20 años utilizando esta molécula de SIPCAM, uno de sus principales atractivos es la capacidad de mezclarse muy bien con otros productos para el control de oídio y mildiu en mis cultivos”, explica José Miguel Moreno Cano, agricultor almeriense. 

Daniel Mulas, Product Manager de SIPCAM Iberia, revisando un cultivo hortícola tratado con Azadiractin

Azadiractin y Sipcam, 25 años dedicados a la bioprotección de los cítricos

El uso de sustancias naturales en la protección de los campos valencianos es tan antiguo como la propia agricultura. El Azadiractin es una de ellas, una materia activa de origen botánico (árbol Azadirachta Indica), que cuenta con un gran reconocimiento por su eficacia contra múltiples plagas. Su efecto insecticida y repelente la ha convertido en una apuesta ganadora para los citricultores, ya que permite obtener unos cítricos sanos, saludables y sostenibles.

El Product Manager de Biocontrol y Bióticos de Sipcam Iberia, Daniel Mulas, explica la razón de la larga y exitosa trayectoria de Azadiractin: “El primer bioinsecticida que se comenzó a comercializar en España compuesto por Azadiractin fue AZATIN en 1995. A diferencia de otras soluciones de más fácil manejo que se ofrecían en ese momento, este producto garantizaba un menor impacto medioambiental y menos residuos en la cosecha. Ambas cualidades, tan novedosas para la época, destacaron entre los profesionales del campo y convirtieron a Sipcam en la empresa pionera en un mercado emergente”. El producto cambió de nombre comercial convirtiéndose en un producto consolidado para los agricultores más avanzados en las tendencias y demandas del sector. Hoy en día el producto emblemático es ZENITH® A26 sigue funcionando como el primer día.

Cómo el Azadiractin combate el Cotonet de Sudáfrica

El Azadiractin A permite a los agricultores como José Miguel combatir plagas más complicadas en cultivo ecológico, un aspecto positivo que otras soluciones de biocontrol no ofrecen. “Además, al tener registro de ecológico me permite utilizarlo de forma frecuente sin ningún tipo de problema a la hora de vender el género, ya que está permitido por todas las comercializadoras de la zona”, añade.

El modo de acción de Azadiractin es múltiple:

  • Evita que las larvas crezcan y no lleguen al estado adulto.
  • Tiene un efecto antialimentario que reduce su voracidad.
  • Actúa como repelente, manteniendo a los insectos lejos del cultivo.

El Azadiractin combate las plagas de los naranjas de forma sostenible y manteniendo la calidad de los frutos

La materia Azadiractin cumple 25 años en SIPCAM celebrando un nuevo certificado en agricultora biodinámica por Demeter International. Pero no solo está limitada a la agricultura ecológica o biodinámica ya que, en la convencional, si el agricultor utiliza fitosanitarios químicos, puede aplicar ADINA y ZENITH® A26 a posteriori con las ventajas de reducir el número de residuos de fitosanitarios.

Sipcam Iberia, pioneros en la bioprotección de los campos españoles

José Vicente Ramírez, Delegado de Marketing Operativo especializado en cultivo cítricos de la compañía, recomienda a los agricultores la aplicación de ZENITH® A26 durante el cuajado de la flor y en el desarrollo del fruto, sobre todo en los meses de primavera y verano. “De esta manera, se consigue una mayor protección del cultivo”, explica. 

José Vicente Ramírez, Delegado de Marketing Operativo de SIPCAM Iberia, en un cultivo de naranjos tratado con productos de la compañía

En definitiva, tras 25 años de control integrado de plagas en aplicación foliar, “podemos afirmar que tenemos por delante una nueva etapa en la que desarrollar el control de nematodos y el máximo respeto al resto de tecnologías y soluciones en el control biológico de plagas en la lechuga y demás cultivos hortícolas”, concluye el Product Manager de Bioprotección y Bióticos Daniel Mulas. Un reto que, sin duda, mantendrá a Sipcam Iberia como la compañía pionera en bioprotección que sigue siendo en la actualidad.