La empresa malagueña Román Windows&Doors ha recibido el premio Familia-Empresa por esta provincia que cada año otorga la Cátedra BBVA de Empresa Familiar de San Telmo Business School. La entrega ha tenido lugar en la noche de este jueves en la sede de la Fundación San Telmo en Málaga.

En el acto de entrega de galardones de la XXIV edición de estos premios, promovidos con el apoyo de BBVA, participaron el presidente de la Cátedra BBVA de Empresa Familiar y patrono de la Fundación San Telmo, Juan Cano; el director territorial sur de BBVA, Francisco Javier Jerez; el miembro del consejo de dirección de San Telmo Business School, Isauro López; y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

La familia Román cuenta con una larga trayectoria empresarial. José Luis Román comienza a trabajar como aprendiz a los 14 años en el taller de Ernesto Pimentel. Allí aprende y se forma en el oficio de carpintero hasta finales de los 60. Se asocia con otros carpinteros durante 10 años. En 1979, comenzó como autónomo en la Granja de Navarro. Hay una expansión y crecimiento de la empresa a partir de 1985, con nuevos y modernos talleres. Desde 1998 están en las nuevas instalaciones ubicadas en el paraje Puerto de Ronda. Es en 2004 cuando empieza a conocerse con el nombre comercial Román Carpintería Industrial, donde predomina su producto estrella, ventanas europeas.

"El espíritu incesante, creativo e innovador de Román Windows & Doors lo demuestra con su departamento de l+D, que diseña y desarrolla nuevas soluciones, tanto en arquitectura como en diseño, buscando adaptarse a los cánones exigidos por el mercado de hoy en día. Una innovación que no les aleja de la esencia artesana de sus comienzos convirtiendo, de este modo, sus productos en arte", ha detallado San Telmo Business School.

Recibieron el premio once familias: una empresa por cada provincia de Andalucía y Extremadura, además de un premio extraordinario. Las premiadas han sido Isabel Alonso Transportes (Almería), Grupo Cristán Lay (Badajoz), Grupo Sevilla Nevado (Cáceres), Petaca Chico (Cádiz), Juyro 1961 (Córdoba), Barragán Espinar (Granada), Grupo Transonuba (Huelva), Guillermo García Muñoz (Jaén), Migasa (Sevilla) y, como premio especial, Gordillos Cal de Morón.

El director territorial sur de BBVA, Francisco Javier Jerez, destacó el valor del reconocimiento para estas once familias empresarias por su enorme aportación de valor a la sociedad. También habló del riesgo que supone para la empresa caer en la obsolescencia, y de la importancia de adaptarse a cuatro factores clave que no son una moda, sino una auténtica necesidad: ciberseguridad, digitalización, internacionalización y sostenibilidad.

Jerez puso en valor alianzas estratégicas de la entidad con terceros como Minsait, Anese, Ateinsa o Stratenergy que permiten acompañar a la empresa y simplificar los procesos de adquisición de fondos europeos.

Por su parte, López resaltó que las empresas familiares representan en España el 90% del tejido empresarial, generan casi el 70% del empleo privado y son el motor responsable de producir cerca del 60% del PIB de la economía de nuestro país. "Estas cifras acreditan la importancia que tienen y por ello no resulta exagerado afirmar que son fundamentales para nuestra economía. Estos premios pretenden ser un reconocimiento a estas familias, así como ensalzar los valores familiares en el mundo empresarial", ha afirmado.

Una vez entregados los premios, se procedió a la clausura del evento de la mano del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien alabó el papel de las empresas familiares. "Tenéis vocación de crear, de generar empleo, de generar riqueza, algo clave para el progreso de los territorios, y por eso mi apoyo incondicional a estos premios para animaros a seguir", ha comentado.