El personal agente de medio ambiente de la Junta de Andalucía en Málaga realizó ayer lunes una concentración para reivindicar una cobertura de plantilla adecuada para garantizar la prevención y extinción de incendios, además de mejoras en sus condiciones laborales. Este acto de protesta fue convocado por todas las organizaciones sindicales de personal funcionario, incluida CCOO.

El responsable de agentes de medio ambiente de este sindicato, Alejandro Fuentes, ha denunciado que de las once unidades en las que se divide el plan Infoca en la provincia, "sólo una ha cubierto al 100% en el mes de junio todos los turnos de trabajo, mientras que el resto no ha contado con personal suficiente en ninguno de los turnos, y la situación es similar para este mes de julio y así hasta octubre".

"Esta situación es intolerable, necesitamos más personal sobre el terreno, no vale de nada lamentarse después, hay que actuar ahora para garantizar la seguridad en los montes y la seguridad para las personas", ha comentado.

Alejandro Fuentes ha explicado que el colectivo de personal de medio ambiente es "vital" para la prevención de incendios forestales y durante las primeras fases de un posible fuego, ya que estas personas son las encargadas de dirigir las actuaciones.

"En el 90% de los casos, este personal es capaz de resolver la situación, y sólo si el incendio pasa a mayores, se produce la intervención de los Técnicos de Extinción de los C.O.P. que, con el apoyo de Agentes de Medio Ambiente, toman el mando de la extinción", ha comentado CCOO.

La central señala que, según sus datos, la Junta de Andalucía ha reducido en un 60% la plantilla disponible de agentes de medio ambiente para el Plan Infoca en los últimos diez años, "al mismo tiempo que ha empeorado las condiciones en las que este personal ejerce su labor, congelando la remuneración de la disponibilidad nocturna que perciben".

CCOO ha mostrado tu total apoyo a este colectivo y ha hecho un llamamiento a la Junta de Andalucía para que tome las medidas oportunas que garanticen una prevención e intervención en incendios forestales adecuada, con personal suficiente y con plenas condiciones laborales para la plantilla.