De las 1.742 camas hospitalarias, 270 están cerradas o en reserva este verano, lo que significa que más del 15% no están disponibles, según datos ofrecidos por CCOO en su informe sobre la disminución asistencial en el verano de 2021. El número de camas cerradas o en reserva de este período llega a ser casi el triple que en el verano de 2017 en el que se cerraron 95 camas. En comparación con el año pasado, ha aumentado en 63 camas más

Esta falta de camas se muestra también en los quirófanos y su actividad. De este modo, los quirófanos cerrados durante el verano del 2021 han aumentado, reduciendo así su actividad en un 64,44%, un 5% menos en comparación con el año pasado. En 2017, la actividad quirúrgica de la capital estaba casi completa con un 93,15%, según datos del informe de CCOO. 

Esta disminución de la actividad quirúrgica y el cierre de las camas en los hospitales de la capital genera un aumento de las listas de espera. “Esta actividad quirúrgica va a redundar sobre el aumento de las listas de espera, que habitualmente en verano con el cierre asistencial se produce un aumento de las listas de espera”, asegura Rafael González, responsable del Gabinete Técnico de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía.

La escasez de recursos en la sanidad pública genera que muchos de sus pacientes recurran a la asistencia privada. “Mientras en el sistema sanitario público cerramos camas y quirófanos, en la sanidad privada están doblando habitaciones y están atendiendo a pacientes del sistema público”, manifiesta Juan Carlos Navas, secretario general de Sindicato de Sanidad de CCOO Málaga. 

El informe no se ha llegado a completar la información sobre la asistencia sanitaria pública en la provincia, a pesar de los datos recabados. Desde CCOO aseguran que los distritos de Atención Primaria no les han derivado ninguna comunicación acerca de la contratación, midiendo así el porcentaje de sustituciones que se llevan a cabo. “Intentan ocultarlo para que no podamos denunciarlo públicamente”, afirma el responsable.  

A través de los datos recabados del Hospital Regional Universitario y Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, CCOO ha realizado un informe que pretende dar una imagen real de la situación sanitaria de este verano. “Este informe demuestra la falta de recursos, la precarización y la disminución de la actividad asistencial”, declara Juan Carlos Navas. 

Para CCOO, los datos presentados del plan de verano del 2021 suponen un retroceso asistencial para la provincia, llegando a ser incluso peor que el año pasado. “Estamos asistiendo durante todo este proceso a dos pandemias: la pandemia COVID y la pandemia de patologías no COVID que no se están atendiendo, así que están engrosando las listas de espera”, asiente Rafael González.