El número de contagios y la incidencia acumulada no deja de aumentar en la provincia. En las últimas 24 horas se han notificado 861 nuevos positivos y la tasa de incidencia asciende ya hasta los 510,9 casos por cada 100.000 habitantes. Las cifras que deja esta nueva ola de Covid-19 resultan alarmantes, sin embargo, este repunte está lejos de reflejarse en la presión hospitalaria gracias a la vacuna contra el coronavirus.

En Málaga se han administrado un total de 1.690.914 dosis y la provincia roza ya el millón de vacunados, con 960.537 malagueños inoculados con al menos una dosis. Por su parte, 784.530 ciudadanos disponen ya de la pauta completa, hecho que se está dejando notar en los hospitales. El número de pacientes hospitalizados se ha reducido casi a la mitad en relación a la última oleada del virus y, actualmente, solo un 4,55% de los positivos en coronavirus requieren ingreso hospitalario.

Según los datos arrojados por la Consejería de Salud, durante el pasado periodo Covid -que comprende desde el 21 de diciembre de 2020 al 7 de marzo de 2021- se registraron un total de 3.280 hospitalizados. Esta cifra ha descendido casi a la mitad en esta nueva oleada y el número de ingresados por Covid-19 es, a día de hoy, de 1.315 pacientes. Este notable descenso tiene su origen, mayoritariamente, en el avance de la campaña de vacunación. Mientras que entre diciembre de 2020 y marzo de 2021 aún se estaba inoculando a internos y trabajadores de residencias de mayores y a trabajadores sanitarios de primera línea, hoy en día se está vacunando ya a los malagueños mayores de 29 años.

Es por ello que la tasa de incidencia acumulada se dispara entre la población más joven, no vacunada aún. El número de positivos entre los malagueños de 15 a 29 años asciende ya a 27.455, lo que se traduce en una incidencia de 1.593,4 casos por cada 100.000 habitantes. De este modo, los profesionales sanitarios aseguran que el perfil de los pacientes que ingresan a día de hoy por Covid-19 son jóvenes aún no vacunados.

«El paciente que presenta positivos está en una franja de edad más joven, que coincide con las personas que no se han vacunado aún», asegura Juan Carlos Navas, secretario general de Sanidad de CCOO. Por su parte, la secretaria de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de UGT, Carmen Gaona, asegura que la mayoría de los ingresados en planta no están vacunados: «La edad de los ingresados oscila entre los 21 y 44 años de edad y es una población que aún no está vacunada, que solo se ha puesto la primera dosis o que no se ha querido vacunar».

Ante esta realidad, la Delegación de Salud recuerda que los 33 centros de salud que conforman el distrito Málaga Guadalhorce vacunan a diario a los ciudadanos malagueños. La provincia centra así sus esfuerzos en el avance de la campaña de vacunación y desarrolla medidas excepcionales de vacunación masiva. Como la que está teniendo lugar desde el pasado martes, y hasta mañana, en el aparcamiento del centro de salud Colonia Santa Inés-Teatinos, en el que personas de 40 a 69 años -pertenecientes a los distritos sanitarios Málaga y Guadalhorce- pueden acudir sin cita previa desde las 9.00 hasta las 19.00 horas.

Además, con el fin de agilizar el proceso de vacunación y en función de las necesidades, el Palacio de Ferias y Congresos continúa acogiendo la vacunación a los citados previamente para la administración de segundas dosis.