Las empresas andaluzas avanzan en la comprensión de los beneficios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas para sus proyectos y la sociedad, y en torno a la mitad de ellas disponen ya de un plan para abordarlos implementado desde la propia dirección de la compañía, no desde un departamento concreto, interno o externo. Así lo revela un estudio del Observatorio Empresarial para la Consecución de la Agenda 2030 (OECA), resultado de la alianza de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y Unicaja Banco.

El informe, que fue presentado ayer en la sede de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), revela que el 52,8% de las empresas andaluzas trabaja en la implementación de la Agenda 2030 como una cuestión estratégica para el crecimiento de sus proyectos y de sus profesionales. El 49,1% dispone de un plan y el 57% reconoce haber analizado el impacto de la implementación de los ODS en su cadena de valor. Por otro lado, más de un tercio de las empresas (38,4%) define sus prioridades a través de los 17 ODS.

El estudio está financiado por la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades y se enmarca en el proyecto CEA + Empresas.

Sobre Igualdad y Cambio Climático, capitales en la hoja de ruta de Naciones Unidas, el informe señala que el 50% de las empresas de Andalucía trabaja ya en políticas de Igualdad y que el 62% está involucrado activamente en preservar el medio ambiente.

A la presentación asistieron el presidente de OECA, Manuel Bellido, que es también el autor del informe; la vicepresidenta ejecutiva y secretaria general de CEM, Natalia Sánchez; el secretario general de CEA, Luis Fernández-Palacios, y el director de RSC de Unicaja Banco José María López.

El análisis, para cuya elaboración han sido encuestados empresarios y directivos de 6.821 pequeñas, medianas y grandes empresas de las ocho provincias andaluzas, determina que empresarios y ejecutivos tienen un papel «crucial» para la implementación de la Agenda 2030 y que son «agentes imprescindibles de cambio social».

El 78,5% de los empresarios andaluces tiene al menos un conocimiento mínimo sobre la Agenda 2030 y un 86% lo tiene sobre los ODS, «claramente identificados como nuevo marco de desarrollo de la actividad económica». Bellido subrayó que la mayor parte de las empresas «cree en la sostenibilidad y actúa en consecuencia».

«La mayoría de los empresarios, desde la vocación social de las empresas, está contribuyendo de manera activa, por convencimiento, al desarrollo sostenible de nuestra región», aseguró. Así, los datos mejoran a los del anterior informe, emitido en 2019.

Sánchez, por su parte, destacó la importancia de que los valores propugnados a través de los ODS se integren en la filosofía y en el día a día de las empresas. «Desde CEM asumimos el compromiso de contribuir a que las empresas malagueñas y andaluzas, con independencia de su tamaño o sector de actividad, comprendan esos Objetivos, puedan definir sus prioridades en consonancia a los mismos, asumir metas, e interactuar y colaborar con el resto de actores sociales», declaró.