El ‘boom’ de los ‘viajes burbuja’ para evitar contagios de coronavirus ha provocado el crecimiento del alquiler de autocaravanas en Málaga. Las asociaciones y empresas del sector han pedido a las instituciones actualizar la normativa y cubrir la falta de infraestructuras que existe para adaptarse al auge del turismo de caravaning.

Según la Asociación española de la industria y el comercio del caravaning (ASEICAR), en el año 2020 hubo 1.398 matriculaciones de autocaravanas en Andalucía, y de esas, 315 corresponden a la provincia de Málaga, que es la mayor demandante de este tipo vehículo de toda la comunidad autónoma. 

 Belén Campos, gerente de Karavan en Málaga, confirma estos datos: «en Málaga, el alquiler de autocaravanas ha subido un 70% u 80% con respecto a los años anteriores al coronavirus. El dato más significativo es que antes de este auge, el 80% de los usuarios de las autocaravanas eran extranjeros y, a raíz de la pandemia, ese 80% de clientes son ahora españoles. 

Hay que matizar que los cierres de fronteras y la fiebre de los viajes burbuja han influido en esto. La gerente de Karavan declara que “este tipo de turismo es un estilo de vida y de ocio muy instaurado en otros países de Europa y, a raíz de la pandemia, se ha convertido en la primera opción de viaje para muchas familias en España».

José Antonio Moreno, gerente de Webcaravan en Málaga, explica que el precio medio de alquilar una autocaravana depende de la temporada en la que lo hagas y de los complementos que lleve el vehículo. «De media, en temporada alta, cuesta alquilar 150€ al día y comprarla por 50.000€, pero todo depende del tipo de autocaravana, ya que existen muchos tipos», expone Moreno. La media de edad de los usuarios de estos vehículos está entre 30 y 50 años, «la mayoría son familias con hijos pequeños», añade el gerente de Webcaravan. 

Las empresas del sector manifiestan que actualmente existe más demanda que oferta, ya que los fabricantes de autocaravanas estuvieron meses cerrados por culpa de la pandemia y aún no han podido ponerse al día por falta de materias primas. Por este hecho, las ventas de este tipo de vehículos de segunda mano también ha aumentado.  

Bernardo y Raúl, hermanos y dueños de Top Caravan Málaga, explican que el motivo de este auge es la seguridad ante el covid, «la posibilidad de viajar en una vivienda con ruedas para ti y tu familia exclusivamente, sin compartir zonas comunes con nadie es imposible de conseguir en un hotel o apartamento.

En relación a la normativa actual de autocaravanas en Andalucía, las asociaciones, empresas y usuarios de este tipo de vehículos están muy disconformes. Belén Campos protesta: «Vas al Rincón de la Victoria y la normativa es de una manera y después vas a Marbella y es de otra. El sector está en auge, por eso las instituciones deberían de apoyar y legislar de forma unida y organizada. Este es un vehículo de cuatro ruedas que paga sus impuestos todos los años como cualquier otro medio de transporte. Los responsables no son conscientes de lo que este tipo de turismo aporta al pequeño comercio. No solo aparca y quita gran espacio, sino que deja dinero allá donde va».

Los dueños de Top Caravan Málaga, respecto a esto, opinan igual que Belén, y además, añaden que «hay ciertos ayuntamientos que son muy reticentes al turismo de ‘caravaning’ porque piensan que no aportan a la economía y que ensucian el medio ambiente. Y es todo lo contrario, el usuario de la autocaravana cuida el medio ambiente, le gusta viajar a diferentes sitios y consume en ellos: come, bebe y compra. Es un turismo que sí que aporta a la economía, por eso tienen que cambiar el chip y adaptarse a este turismo».

Además del problema de la normativa, José Antonio Moreno añade el problema de la falta de infraestructuras y servicios que existe en todo el país. «Está desfasada porque faltan muchas infraestructuras y muchos servicios. Se debería de cambiar porque está todo muy restringido». ASEICAR, en el último estudio realizado, asegura que «en España faltarán este verano 2.000 áreas de autocaravanas para dar servicio a los autocaravanistas nacionales y extranjeros procedentes de Europa». 

El pasado mes de noviembre el Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de ley (PNL) para promover y fomentar la creación de espacios específicos para autocaravanas, y trabajar en una normativa común nacional, pero actualmente se encuentra en una fase muy incipiente. La asociación ASEICAR pide a las distintas administraciones, «tanto central como autonómicas y municipales, a adoptar urgentemente las medidas necesarias para evitar este tipo de situaciones incomodas y conflictivas para todos» y poder adaptarse así al auge de este sector.