El Colegio de Médicos de Málaga (COM) representa a más de 9.000 profesionales sanitarios. El pasado 9 de julio, Pedro Navarro fue nombrado el nuevo presidente de esta institución. El pediatra se pone al frente del COM en una complicada etapa en la que espera «defender los derechos y aspiraciones de todos los médicos de la provincia de Málaga».

Ha sido un proceso de elecciones algo convulso, con la impugnación de la candidatura de Antonio González- Chamorro Ladrón de Guevara, ¿cómo ha vivido estos meses? 

Muy ilusionado, con una gran aceptación de los compañeros. Era una candidatura muy consensuada y unificada, con un gran equilibrio entre hombres y mujeres. Curiosamente, de una forma sorprendente, se inició otra candidatura que no cumplió con los requisitos legales exigidos y la junta electoral la anuló, nosotros no vamos a valorar la decisión. 

¿Cuál fue la causa que motivó esta impugnación?

La junta electoral es la que decide cualquier tipo de declaración o denuncia que se le presente. Ellos evaluaron que la candidatura no se ajustaba a la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, que es de obligado cumplimiento y está por encima de cualquier otra ley menor. Vieron que no cumplían esa normativa actual y decidieron anularla, con lo cual quedó una sola candidatura que era la que yo lideraba. Por supuesto, respeto totalmente la decisión de esta junta, que se ha manifestado de una forma imparcial y justa, así como a los compañeros de la otra candidatura. 

Finalmente, su nombramiento tuvo lugar el pasado 14 de julio, ¿en qué momento de su carrera llega este mandato?

Llevo ya muchos años colaborando en distintas juntas directivas con el doctor Sánchez Luque, en puestos de responsabilidad desde vocal hasta vicepresidente. Al no presentarse él, se decidió que fuese yo el que liderara y coordinara al grupo. Estoy enormemente orgulloso de representar a todos los médicos malagueños y de que mis compañeros me lo propusieran. Es una junta muy renovada -de los quince, once son nuevos-, con lo cual más que continuista es una junta garantista, donde la dignidad del médico es nuestro centro de atención. Nosotros lo que queremos es la defensa de los derechos y aspiraciones de todos los médicos de la provincia de Málaga. 

Se pone al frente del Colegio de Médicos de Málaga en una situación complicada, ¿qué retos considera que va a tener que afrontar? 

La pandemia ha cambiado nuestro concepto de la medicina en estos dos últimos años y aún estamos inmersos en ello. Ahora estamos ante una quinta ola y los profesionales sanitarios están presionados, cansados y agotados pero hay que seguir en la misma línea de trabajo para intentar resolver toda la situación que la pandemia está produciendo. Por supuesto, no vamos a dejar de lado nuestros objetivos fijados en el plan estratégico que tenemos para ejecutar en estos cuatro años de mandato, en el que se incluyen los temas relevantes que afectan al día a día del médico.

Pedro Navarro, presidente Colegio de Médicos de Málaga. Álex Zea

¿Qué va a aportar a la labor del colegio esta renovación de la Junta Directiva?

Va a aportar mucho porque es una junta muy cuestionada, con gente muy joven que está muy ilusionada. Los distintos puntos de responsabilidad, tanto vocales como cualquier otro puesto de responsabilidad, van a ser autonómicos para aquellos que sean verdaderos expertos en su acometido. El vocal de hospitales se encargará de toda la problemática de hospital, de estudiar verdaderamente los casos y llevar a la junta tanto las propuestas como las carencias que se observen. Y así cada uno en su área de responsabilidad.  Lo importante es que tenemos que tener mucha ilusión, mucha capacidad de trabajo y disfrutar, porque a medida que vayamos solucionando los problemas que nos demanden nuestros colegiados, vamos a convertirnos en el colegio para todos los malagueños, tanto médicos como pacientes. Vamos a ser un colegio muy abierto a la sociedad.

¿Qué objetivos se ha marcado la institución para este nuevo mandato?

Aspectos fundamentales como la necesaria reforma que precisa la atención primaria y hospitalaria o la carrera profesional. Todo ello sin olvidar el papel fundamental de la mujer en la medicina actual y futura. Este es uno de los motivos por el que un 40% de mi junta son mujeres. La exigencia en la equiparación salarial de los médicos de Málaga con respecto a otras comunidades autónomas y países europeos es otra de las líneas estratégicas. Así como incidir en el aumento de las inversiones en estructuras sanitarias tanto en los hospitales como en los centros de salud. Además, vamos a luchar por la conciliación familiar, de la vida profesional y personal. Asimismo, vamos a fomentar lo que llamamos la universidad de la experiencia, el papel del médico senior, que tiene que estar muy presente en el colegio porque son los que nos han formado a nosotros y todavía tienen mucho que decir.

Todo ello se suma a los dos objetivos primordiales que ha perseguido el COM durante estos años: la dignificación de la profesión frente agresiones y la recuperación de los médicos que han emigrado para ejercer la profesión. 

Es fundamental la atracción de médicos que emigraron fuera de nuestra comunidad. Tenemos que hacer que vuelvan e intentar por todos los medios que el médico formado en Málaga no se vaya a trabajar, una vez acabe la especialidad, a otra comunidad o a otro país. Por ello vamos a trabajar, junto con las administraciones, por que las condiciones de trabajo y contratos a los médicos malagueños sean lo suficientemente competitivos para que equipare a las ofertas de otras comunidades y otros países. Esta es la única forma de que el compañero joven, que tiene que estar pendiente de una hipoteca o una proyección de futuro, disfrute de una seguridad laboral para poder afrontar estos retos. Las condiciones laborales tienen que ser adecuadas tanto en el tiempo de contrato y en las condiciones de trabajo como económicamente. Además, esto le permitirá poder seguir formándose e investigando al tiempo que trabaja.

En este sentido, teniendo en cuenta que los MIR se incorporan inminentemente a los hospitales malagueños, ¿faltan especialistas en Málaga?

Hay especialidades en las que es difícil o casi imposible encontrar en la bolsa de trabajo a médicos que hayan acabado recientemente la especialidad. Y si encima los pocos que hay se van a otras comunidades, el problema se incrementa. Una de las propuestas del colegio, que lo haremos a nivel de Consejo Nacional y Andaluz, es que las plazas MIR se adecuen a las necesidades de falta de especialistas. Si hay pocos pediatras, traumatólogos o ginecólogos hay que aumentar esa oferta de plazas MIR para que año a año se vayan ocupando. Además, vamos a tener una oficina de desarrollo del médico joven, con apoyo al MIR en su formación, para que sea lo más idónea posible y poder así ayudarle a su inserción laboral.

En corto

¿Va a cambiar la pandemia la estrategia del COM?

La pandemia va a modificar la medicina. A partir de ahora difícilmente un médico va a trabajar sin mascarilla. Hay cosas que de salud pública, como el lavado de manos, que se han implantado con la pandemia y que van a continuar. Las cosas buenas que la pandemia nos ha podido traer es conveniente que continúen.

Algo que desee resaltar sobre el futuro del Colegio de Médicos de Málaga

Vamos a trabajar con ilusión, entusiasmo y alegría para que, más que grande, sea un gran colegio. Y, sobre todo, que la ciudadanía y el médico valore el pertenecer a él, por la cantidad de actividades y servicios que hagan que se sientan reconocidos, contentos y alegres de pertenecer a esta comunidad.

Temporada estival, campaña de vacunación y aumento de los contagios, ¿se va a hacer notar más la falta de personal sanitario durante este verano?

Las vacaciones siempre se acumulan en estos meses. Además, este año, nos ha cogido este rebrote de la pandemia y con la quinta ola la demanda de trabajo que están recibiendo tanto los hospitales como los centros de salud se ha incrementado. De ahí el cansancio del médico y del sanitario en general, pero es nuestra profesión y lo asumimos con entereza, ilusión y responsabilidad. En los hospitales nos ponemos de acuerdo en nuestras áreas de trabajo para que los servicios queden cubiertos y la asistencia sea lo más idónea posible. 

Habla usted de una quinta ola, ¿qué opinión le merece el aumento de contagios entre los más jóvenes?

Es para estudiarlo, se tenía que haber vacunado a esa población con más celeridad, pero si la Consejería no dispone de vacunas, difícilmente podría haberlo hecho. Además, esta población ha estado hasta ahora más controlada con las clases y el colegio, en vacaciones el contagio es mucho más fácil y el rastreo más complicado. Yo creo que esos han sido los motivos del incremento de contagios. Además de que en las zonas costeras y de turismo no solo hay que tener en cuenta la población autóctona sino la que ha venido de fuera. Vamos a ver si empieza a disminuir la incidencia acumulada y empezamos a controlar nuevamente la situación. 

Se viene denunciando un aumento de las agresiones a profesionales desde que comenzase la pandemia, ¿cómo va a atajar el COM esta problemática?

El prestigio del médico y del sanitario en general es elevadísimo, siempre lo ha sido pero a raíz de la pandemia se ha incrementado mucho más. Siempre puede haber personas que por los motivos que sean insulten o agredan al médico y eso es una cosa contra la que el colegio no va a dejar de luchar. Pondremos el foco en las situaciones que puedan provocar este tipo de actuaciones como las listas de espera o que el paciente sienta que no es atendido con la celeridad que él quiera, y aumentaremos la vigilancia. Además, hay que educar sanitariamente al paciente y enseñarle que no todo lo que él demande es competencia del sanitario. Esa es la línea que tenemos que seguir porque son actitudes totalmente inadmisibles, hay muchas formas de dialogar o manifestar una contrariedad pero nunca con métodos violentos.