El Juzgado de Instrucción de Málaga ha absuelto a un cazador que fue denunciado ante la Fiscalía por un supuesto delito de maltrato, al entregar en el centro zoosanitario municipal a su perro que padecía leishmaniosis.

Según han informado desde la Federación Andaluza de Caza en un comunicado, el cazador, que durante varios meses se había encargado de los tratamientos necesarios para combatir la leishmania, tomó la decisión de entregar a su perro en el Centro Zoosanitario Municipal de Málaga para tratar de evitar su sacrificio al no poder seguir haciendo frente a los gastos veterinarios.

Posteriormente, y aunque el propietario del perro había informado de la situación del can, desde el Centro Zoosanitario Municipal se presentó una denuncia ante la Fiscalía contra el cazador por un presunto delito de maltrato animal.

Con su defensa en el juicio, los servicios jurídicos de la Federación Andaluza de Caza han conseguido una sentencia absolutoria, tras probar que el cazador federado "obró con responsabilidad, tratando de salvar la vida del perro, y que, mientras sus recursos económicos se lo permitieron, se ocupó de todos los tratamientos y cuidados necesarios para tratar de recuperar al animal antes de verse obligado a entregarlo a la perrera".