El pasado mes de julio la ausencia del edil no adscrito Juan Cassá, que apoya tradicionalmente y desde el inicio del mandato al equipo de gobierno del PP y Cs, permitió que la oposición tumbara la modificación de elementos del Plan Especial del Puerto que hubiera permitido usar un espacio de la esquina de oro del recinto portuario como una zona de coworking para oficinas. El edil de Urbanismo, Raúl López, ha traído hoy el expediente a la comisión de Ordenación del Territorio de julio para aprobarlo definitivamente y, ya con Cassá presente en el Salón de Plenos, ha sido rechazado por ocho votos en contra (cinco del PSOE, dos de IU y Podemos y Juan Cassá), frente a los siete del PP y Cs. Se ha rechazado ya en dos ocasiones esta iniciativa del equipo de gobierno.

Raúl López, que preside la comisión, cuando ha visto que habían perdido la votación por un sufragio ha dicho: "Tengo la percepción extraña de que ha habido algún error a la hora de votar, no me salen bien los números, igual me he equivocado yo al votar". Se ha repetido la votación y se ha votado exactamente lo mismo: ocho votos en contra, siete a favor.

No ha habido intervenciones de ninguno de los ediles y portavoces explicando lo ocurrido. Lo curioso es que Cassá, en otros tres puntos relativos a varios expedientes urbanísticos, se ha abstenido, sin apoyar las iniciativas de la Gerencia de Urbanismo, entre ellas una propuesta para doblar la edificabilidad de una parcela de Teatinos cuya concesión demanial recayó en una empresa para instalar un centro de FP y una residencia de estudiantes. En este caso, Cassá se abstuvo, y hubo empate entre equipo de gobierno y oposición, siete a favor y siete en contra, por lo que ha decidido el voto de calidad del presidente. En otra votación por otro expediente ha habido seis votos a favor y ocho abstenciones (incluida la de Cassá). Se ha repetido la votación luego: siete a favor y ocho abstenciones y lo mismo ha ocurrido con el punto cinco. Raúl López ha indicado: "Esta mañana estamos en una mala correlación con el dispositivo de voto, vuelve a faltar un voto, os solicito un poco de atención en este caso".

La Gerencia Municipal de Urbanismo de Málaga ha traído el expediente a la Comisión de Ordenación del Territorio con el fin de convertir en un espacio de coworking u oficinas varias dependencias que hay en la popularmente conocida como esquina de oro del puerto de Málaga, entre los muelles 1 y 2. Ello ya se rechazó el 21 de junio al faltar Juan Cassá y Noelia Losada, portavoz de Cs, a las votaciones. La segunda faltó por un problema de agenda, pero no se sabe que el primero explicase por qué no acudió.

Lo que se ha votado es la modificación de elementos del Plan Especial del Puerto de Málaga, consistente en el cambio del artículo 16 de la ordenanza específica del Muelle 1 esquina Muelle 2, con el fin de que se permita la instalación en las dependencias de la conocida como Esquina de Oro de un espacio de coworking, es decir, de oficinas. En junio, la propuesta fue rechazada por siete votos del PSOE, Podemos e IU frente a los seis del PP.

De hecho, la idea era modificar el artículo, precisamente, para «posibilitar el uso oficinas (CO) conforme a lo previsto en el artículo 11.1 de la modificación de elementos del Plan Especial del Sistema General del Puerto de Málaga, conforme al texto refundido de junio de 2010, aprobado definitivamente mediante acuerdo plenario municipal de 30 de septiembre de 2010». Asimismo, se pedía proponer el uso de oficinas «como uso compatible con el uso ciudadano turístico en el ámbito delimitado para ese uso por alineaciones». Se busca la instalación de un operador que gestionara un espacio de oficinas en alquiler de en torno a 2.000 metros cuadrados.

Salvador Trujillo, edil del PSOE, recordó en esa sesión que no se habla del interés industrial del puerto de Málaga y sentenció que, en relación a este recinto, «el equipo de gobierno va a salto de mata». Remedios Ramos, edil de IU y Podemos, rechazó el pasado 21 de junio este proyecto al entender que «el puerto no es el sitio adecuado para construir oficinas, se pueden hacer en otro sitio de la ciudad».