Paqui Macías estrena estos días la portavocía del grupo municipal de IU y Podemos. En esta entrevista, reivindica la confluencia y el trabajo ya realizado y afirma que la fórmula se repetirá tras las próximas municipales de 2023. Macías rechaza la llegada de universidades privadas a Málaga y dice que un gran reto es convencer al PSOE de que el rascacielos no es un buen proyecto para la ciudad.

Enhorabuena. ¿Qué balance hace de los dos años de confluencia?

Yo creo que la valoración es positiva, somos dos fuerzas diferentes pero que compartimos proyecto, programa y por lo tanto era fácil caminar juntos. Pero siempre en los inicios cuesta. Fue relativamente fácil trabajar en equipo y creo que ahí Eduardo Zorrilla, y el resto de compañeros también, pero Eduardo como portavoz del grupo municipal, tuvo mucho que ver, porque es una persona con mucha calma, solvencia y muy democrática, es muy fácil trabajar con él y rápidamente funcionamos como un grupo.

¿Se va a repetir la fórmula en las siguientes municipales?

Sí, yo creo que Unidas Podemos no tiene marcha atrás.

¿Cuál será su prioridad como portavoz?

Continuar con el trabajo que llevamos haciendo estos dos años. Ha sido intenso, hemos combinado una crítica severa a las políticas que consideramos injustas del PP, pero también propositiva. Si se pudieran poner en marcha esas propuestas mejorarían la vida de la gente. Y como meta: que haya un cambio de gobierno en 2023.

Hay unidad de la oposición en muchos temas. ¿Se ve gobernando con el PSOE en dos años?

Es cierto que estamos presentando más iniciativas conjuntas. También es debido al cambio de posicionamiento del PSOE, nosotras nos alegramos y les damos la bienvenida en temas como por ejemplo el rascacielos del Puerto.

¿Se ha desplazado a la izquierda el PSOE?

Creo que hay ciertos temas que quizás por la presión ciudadana, o por el consenso que está generando en la ciudadanía malagueña... pues no le queda más remedio que posicionarse en ese sentido como en el caso del rascacielos del Puerto o del Astoria-Victoria. Yo creo que se puede y se debe dar un cambio en las próximas elecciones y si se suma ese cambio se tiene que dar. El cómo, gobernando con el PSOE o no, eso dependerá del programa, tendrá que ser una decisión que nuestras bases opinen. Sin dudarlo al PP y Cs hay que sacarlos del Ayuntamiento de Málaga.

Paqui Macías, portavoz municipal de IU-Podemos

Su partido forma parte del Gobierno central. Y en breve tendrá que decidir sobre el rascacielos. Ustedes están en contra. ¿Qué está haciendo usted para que ese proyecto no salga adelante?

Nosotros nos hemos posicionado siempre en contra. Primero porque poner ahí ese rascacielos es cargarse el paisaje de la ciudad, transformarlo para siempre, y hay muchos informes que lo avalan, desde Icomos al Colegio de Arquitectos. Muchas voces dicen que ese proyecto no debe ir ahí. ¿Qué vamos a seguir haciendo? Pues lo que hemos estado haciendo hasta el momento, hemos estado junto con la ciudadanía defendiendo que ese proyecto no se haga ahí, que el horizonte se mantenga tal cual, que el puerto intensifique sus usos productivos. Lo que vamos a hacer es seguir trasladándoles a nuestros parlamentarios en el Congreso el sentir de lo que consideramos que es una parte muy importante de la ciudadanía malagueña y también que estén informados de primera mano de todo lo que va sucediendo en la ciudad sobre el rascacielos.

Usted cree que el Gobierno no va avalar ese rascacielos....

No lo sé, porque como sabe en el Gobierno están el PSOE y Unidas Podemos, tenemos la representación que tenemos, que son 35; en ese Consejo de Ministros tenemos la representación que tenemos, y la decisión que se toma es colegiada. Lo que sí sé es que vamos a hacer todo lo posible para convencer al PSOE de que ese proyecto no es bueno para la ciudad.

¿Es positivo que vengan universidades privadas?

Lo que no es positivo es que el suelo público se destine a universidades privadas, estamos en contra de eso. El espacio público se tiene que destinar a usos públicos. Los últimos 50.000 metros cuadrados que se les van a ceder a universidades privadas, haciendo la cuenta de los años que se les va a ceder y el importe que tienen que pagar salía a 50 céntimos, una media, el metro cuadrado, no vale. El argumento del PP y Cs de que es un dinero que se va a recaudar para las arcas no se sostiene. Es prácticamente un regalo, por eso decimos: le van a regalar suelo público a las universidades privadas, el suelo público tiene que ser para equipamientos públicos y en esas universidades privadas no va a poder estudiar cualquier malagueño, podrá estudiar quien se lo pueda pagar.

¿Qué nota le da usted a las respuesta del Ayuntamiento a la pandemia?

Reaccionó tarde, lo primero que se empieza a notar con el confinamiento es que los vulnerables no tenían las necesidades básicas cubiertas, y fueron las asociaciones y el tercer sector el que se puso en marcha más rápido que el Ayuntamiento para dar una respuesta a esas familias que no tenían cómo llenar la nevera en una situación de confinamiento. Y corta, porque se podría haber hecho mucho más en inversión social, en apoyo a los autónomos y a las pymes, en inversiones puntuales que favorecieran a sectores muy afectados por esta crisis del Covid, podría haber invertido mucho más. Al presupuesto presentamos cincuenta enmiendas, y hablábamos de medidas como el plan de apoyo a pymes y autónomos, reforzar la vivienda pública, planes de igualdad, inversiones en los barrios y más inversiones en derechos sociales. Se deberían haber contratado más profesionales, ampliar los Servicios Sociales Comunitarios y dar una respuesta mucho más ágil a las familias vulnerables y creemos que han desaprovechado esa oportunidad.

Si ustedes gobiernan, ¿mantendrán los mismos museos que hay ahora?

Pues será un tema a revisar, porque los museos cuestan a los malagueños más de 16 millones de euros, habría que revisar, a ver de esos museos que tenemos cuáles se pueden considerar que estén aportando a la ciudad y cuáles quizás no, o habría que ver qué convenios son los que se firman, en qué condiciones y si eso realmente es positivo para la ciudad, porque hablamos de una cantidad importante, de 16 millones de euros, que muchos son convenios donde el Ayuntamiento soporta una gran carga económica y a lo mejor tiene muy pocos beneficios.