Sánchez Gil ha querido agradecer a los colegiados y colegiadas la confianza que han vuelto a depositar en ella para continuar al frente de los Graduados Sociales de la Ciudad Autónoma de Melilla apuntando que “me siento feliz y agradecida. El hecho de que ningún compañero se haya presentado como candidato a las elecciones me da confianza y seguridad para seguir trabajando por el colectivo”.

Y es que Lourdes Sánchez forma parte del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Malaga y Melilla desde 1991 y en 1997, año en el que presentó su primera candidatura, ha revalidado su mandato en los diferentes procesos electorales celebrados cada cuatro años y hasta la actualidad.

En estos años han sido muchos los proyectos y actividades realizados, pero sin duda ha querido destacar el trabajo de la treintena de colegiados melillenses durante la pandemia. “Han pasado muchas cosas, pero sin duda por cercanía e importancia lo más complicado ha sido gestionar el proceso de los ERTES. Todos hemos hecho un gran esfuerzo por estar a la altura de las circunstancias y como delegada he coordinado todas las consultas y tramites entre las administraciones, INSS, TGSS, SEPE, extranjería, Delegación de Gobierno, Área de Trabajo e inspección de trabajo, los colegiados y el Colegio dé Malaga. Aquí, un agradecimiento muy especial a mi Junta de Gobierno y a mi presidente, Juan Fernández Henares, siempre pendiente y entregado a las necesidades del colectivo”.

Pero en este punto hay hitos más cercanos y Sánchez Gil recuerda cómo en el primer trimestre de 2011 entran en funcionamiento las Nuevas Oficinas Judiciales de Ciudad Real y Cáceres y en el segundo las de León, Cuenca, Ceuta, Melilla y Mérida. 

Dos años antes, se inicia el protocolo marco de actuación para la implantación del sistema informático LEXNET en Melilla, constituyendo un Grupo Técnico con todos los operadores jurídicos, “muchas reuniones y entrevistas con la secretaria de Gobierno de justicia de y el Ministerio hasta alcanzar estos objetivos tan necesarios para los Graduados Sociales y la ciudadanía”. En el año 2011 Ministerio de Justicia lanzó en Melilla la versión 3.0 de Lexnet, el sistema seguro de intercambio de documentos que permite la comunicación bidireccional de los órganos judiciales con los distintos operadores jurídicos, siendo Melilla pionera en la implantación del LEXNET. “Siempre conté con el apoyo de mi Junta de Gobierno y sin duda los continuos viajes de mi presidente a Melilla y sus intervenciones en estos encuentros reforzaron las posiciones de nuestro colectivo”.

En el 2012 comenzó un proyecto junto a la Universidad de Granada a través y por petición del Campus Universitario de Melilla “PROYECTOS DEL PROGRAMA DE INNOVACIÓN Y BUENAS PRÁCTICAS DOCENTES y nace Aula Práctica Graduados Sociales en colaboración con el Colegio Oficial de Graduados Sociales de Málaga y Melilla con el objetivo de promover la cultura emprendedora entre los alumnos de Grado en RRLL Y RRHH. En la iniciativa participaron Graduados de Málaga y Melilla, jueces de la Sala de los Social y profesores del Campus Universitario de Melilla. Para Sánchez Gil “la mejor fórmula para que los alumnos conozcan todas las salidas profesionales”.

En la actualidad, ha resaltado el acuerdo con la universidad para que estudiantes del último curso de Grado en RRLL Y RRHH puedan realizar prácticas en despachos profesionales “y de este modo conocer la realidad del día a día de los Graduados Sociales, tanto en asesorías como en los Juzgados de lo Social. Todos los compañeros y compañeras de Melilla se han volcado en esta iniciativa”.

Pero si hay algo que le ha hecho ilusión a Sánchez Gil ha sido precisamente recibir la Medalla de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad de Granada otorgada a la Delegación de Melilla del Colegio de Graduados Sociales en noviembre de 2020, “un justo reconocimiento para todos mis compañeros a su dedicación y esfuerzo”.

Ahora comienza una nueva etapa. Cuatro años para seguir trabajando por el bienestar del colectivo y de los ciudadanos, pero con la intención de que sean los últimos. “Estoy plenamente segura de que todos mis compañeros están sobradamente preparados para coger el relevo en esta delegación y de este modo cerrar un capítulo profesional que, si todo va bien coincidirá con mi jubilación, completando de este modo el círculo de mi vida profesional. Lo he hecho lo mejor que he podido y estoy muy orgullosa de representar institucionalmente a mi Colegio. Siempre agradeceré a todos sus presidentes y juntas de gobierno la confianza que han depositado en mi persona”.