La provincia malagueña ya acapara cuatro de los cinco distritos sanitarios de Andalucía con peor tasa de incidencia del Covid-19. A los números de Costa del Sol occidental (800), Málaga capital (708), Guadalhorce (603) y Serranía de Ronda (574) sólo los alcanza Córdoba Norte, con una tasa de 670 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

Los otros dos distritos malagueños se encuentran ahora con sendas tasas de 434, en cuanto a La Vega antequerana, y de 384, en La Axarquía. El fin de semana ha deparado además 2.950 nuevos contagios en la provincia, además de cinco de los nueve fallecidos con Covid-19 que se han confirmado en suelo andaluz.

Como consecuencia de que apenas se han registrado 537 nuevos curados en estas últimas 72 horas, el cómputo de los casos activos vuelve a aumentar de manera muy significativa. Ahora son 15.537 frente a los algo más de 13.000 del pasado viernes.

Los casos activos en los dos distritos más poblados de la provincia se sitúan por encima de los 6.000, por algo más de 1.260 del Valle del Guadalhorce, los más de 800 de La Axarquía, 610 de La Vega antequerana y 333 de La Serranía rondeña. Dos de los nuevos decesos se localizan en Málaga capital, que acumula 638, y los otros tres en los términos de Vélez-Málaga (92 desde el inicio de la pandemia), Estepona (41) y Casares (9)

La tasa de incidencia por municipios se sitúa este lunes por encima de los 2.000 casos por 100.000 habitantes en la localidad serrana de Benaoján, cuya población no supera la barrera de los 1.500 vecinos. Le siguen los términos de Montejaque (1.475), Istán (1.138), Alfarantejo (1.099) y Villanueva de la Concepción (1.034). En cuanto a las grandes urbes, Marbella arroja una tasa de 1.023, por los 898 casos de Estepona o los 762 de Benalmádena. La media provincial es ahora de 674, inferior a la de la capital malagueña (723) o la de términos como Mijas (687) o Torremolinos (681).

El recuento de los últimos siete días depara más de 7.000 contagios confirmados en la totalidad de los seis distritos sanitarios malagueños. Ya son casi 123.000 las personas que han tenido que enfrentarse a la enfermedad en la provincia, con el lamentable balance de 1.690 fallecidos confirmados desde marzo del pasado año. Precisamente se registraban por entonces en Málaga las primeras víctimas mortales de Andalucía.