Un agente de la Policía Nacional libre de servicio ha logrado salvar la vida de un bañista sexagenario en la playa de La Misericordia, en Málaga capital. La víctima comenzó a tener dificultades para salir del agua debido al estado de la mar, cuando un policía que estaba en la zona fuera de servicio "arriesgó su vida" para socorrerlo y llevarlo hasta la orilla antes de la llegada de los servicios de socorrismo, según ha informado hoy la Comisaría Provincial.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 13.30 horas del sábado 10 de julio en la malagueña playa de La Misericordia. Un oficial de la Policía Nacional franco de servicio se encontraba disfrutando de una jornada de playa con su familia cuando se vio alertado por una mujer que manifestaba que su padre necesitaba ayuda, dado que el fuerte oleaje le impedía salir del agua y lo llevaba mar adentro.

Ante esta situación, el agente se lanzó directamente al mar en auxilio del varón, al que alcanzó con "gran dificultad" por el estado de la mar y por encontrarse a unos 80 metros de la orilla. Simultáneamente, la hija del perjudicado alertaba a los servicios de socorrismo de la playa.

"Tras unos instantes de tensión en los que el funcionario puso en riesgo su vida, pudo dar alcance al hombre, que se hallaba vencido por la corriente, ejecutando una maniobra de salvamento para sacarlo del agua en situación de seguridad, poniéndolo finalmente a salvo y evitando así un mal mayor", han explicado.

La hija de la persona auxiliada se personó en la Comisaría Provincial para entregar una carta de agradecimiento donde expresa que “si no hubiera sido por la rápida actuación del agente, estaríamos ante una desgracia”.