La última pirueta de Juan Cassá, edil no adscrito en el Ayuntamiento de Málaga y exportavoz municipal de Cs, no tendrá trascendencia en el Consistorio malagueño. Al menos, eso es lo que cree el alcalde, Francisco de la Torre, quien hoy en rueda de prensa y acerca de la alianza del político asturiano con la formación política Por Mi Pueblo, cuyas reivindicaciones canalizará el segundo en la Diputación, ha rechazado que haya trascendencia o afecte a la estabilidad en el Consistorio malagueño. "No le doy la menor importancia", ha recalcado.

Cabe recordar que el lunes, en la Comisión de Ordenación del Territorio, Cassá votó en contra de una modificación de elementos del Plan Especial del Puerto que hubiera permitido la instalación de un proyecto de oficinas en la esquina de oro, la existente entre los muelles 1 y 2 y para la que se barajó un Carrefour, incluso. En la comisión de junio, por cierto, no se presentó y la oposición tumbó esta iniciativa, que ha sufrido dos varapalos en apenas un mes.

Te puede interesar:

La alianza de Cassá con Por Mi Pueblo, de forma que este canalizará las propuestas de los municipios en los que tiene representación esa formación en la Diputación Provincial de Málaga, dice el alcalde, "no tiene por qué afectar" a la estabilidad del Consistorio (cabe recordar que el equipo de gobierno suma 15 votos, 14 del PP y uno de Cs y, hasta ahora, contaba también con el sufragio de Cassá, lo que le da mayoría absoluta).

"Por Mi Pueblo no existe en el Ayuntamiento", ha dicho el alcalde, lo que le resta trascendencia y posibilidad de amenazar la estabilidad institucional. "Él ha tenido una postura de lealtad a sus votantes y al pacto del gobierno de coalición y, salvo excepciones muy contadas, el 99% de las ocasiones ha estado siempre en línea o con lo que el equipo de gobierno ha ido impulsando. No le doy la mayor importancia". Y ha insistido en que Cassá "ha mantenido hasta ahora el compromiso de lealtad" con el pacto de coalición y, por tanto, con sus votantes.