El pleno de la Diputación de Málaga ha aprobado este miércoles una moción por la que condena las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en las que solicitaba la reducción del actual consumo de carne en pos de la salud de los ciudadanos y del planeta.

Así, el equipo de gobierno formado por PP, Ciudadanos y el diputado no adscrito, Juan Cassá, han ratificado la moción presentada por la formación naranja para condenar las palabras de Garzón que "criminalizan al sector cárnico" y "los responsabiliza de perjudicar la salud de los ciudadanos y del planeta".

El portavoz de Cs, Juan Carlos Maldonado, ha criticado "inexactitudes y falta de rigor" en la campaña del ministro y ha pedido que "cuide más sus declaraciones, sea más riguroso y menos alarmista" ante un sector "crucial para muchas familias del ámbito rural en nuestra provincia".

Por el contrario, PSOE y Adelante Málaga han votado en contra al entender que "no recoge las declaraciones del ministro y habla de suposiciones y frases inventadas". La consideran así una moción que "no es seria" y que lo que viene es a "alimentar la campaña de desprestigio constante al Gobierno de España".

Mientras Maldonado ha recordado a estos grupos que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "desautorizó" las palabras de Garzón cuando afirmó que "un chuletón al punto es imbatible"; la diputada de Adelante Teresa Sánchez ha agradecido la presencia de esta moción para defender el modelo de producción que buscar su partido.

Sánchez ha hablado de que la petición de reducir el consumo de carne viene de otros organismos como la OMS, la ONU o la FAO, y ha defendido la línea en la que va la campaña del ministro Garzón es la de fomentar la ganadería extensiva, frente a la intensiva, "que sí es la que afecta a la salud de las personas y del planeta"; mientras que la de Cs "responde a la pretensión de unirse al PP", ha espetado.

En esa misma línea se ha pronunciado el diputado socialista José María Jiménez, quien ha señalado que desde su partido "no vamos a entrar en el juego de desgastar al Gobierno", y menos con una moción que "nada tiene que ver" con las declaraciones del ministro de Consumo.

Otros asuntos del pleno

El pleno de este miércoles ha aprobado de forma unánime dos mociones urgentes que vienen a promover el trabajo de la institución. Por un lado, se ha dado luz verde a impulsar la modificación del Reglamento Orgánico de la Diputación de Málaga (PSOE) para tratar asuntos como el regreso a los plenos presenciales, la implementación del voto telemático o a distancia en situaciones excepcionales o promover el carácter territorial de las mociones.

Presentada por el grupo Cs, también se ha aprobado que al inicio de cada sesión plenaria, la institución homenajee a las víctimas de violencia de género desde el recuerdo y con un minuto de silencio. Ambas mociones han sido aprobadas sin debate.

Todos los grupos de la Diputación se han unido también para instar al Gobierno de España a que, en el marco del Pacto de Toledo, llegue a un acuerdo que haga posible un sistema público de pensiones, haciendo especial hincapié en la generación del 'baby-boom'. Presentada por el grupo 'popular', tampoco ha sido debatida.