La fachada del Ayuntamiento de Málaga se viste de azul durante esta noche para conmemorar el Día Europeo de las Víctimas de Delitos de Odio. Una fecha ‘revalorizada’ por una presunta agresión homófoba a Jaime en la playa canina del Guadalhorce y la brutal paliza que le costó la vida a Samuel. En un acto celebrado en el patio de Banderas, dentro del propio Ayuntamiento, la concejala de Participación Ciudadana, Ruth Sarabia, y el de Seguridad, Avelino Barrionuevo, han dado a conocer “la elaboración de un protocolo de actuación para la detección, prevención y tratamiento de los delitos de odio, que incluye una dinámica permanente de reuniones con los agentes implicados”. 

Ruth Sarabia ha especificado que “se están realizando charlas formativas específicas en colegios, institutos y universidades”. La concejala ha señalado la Covid-19 como uno de las trabas a las que se tuvieron que enfrentar en el desarrollo de su labor en el año 2020 y ha insistido en que “si los niños y las niñas aprenden a detectar qué es un delito de odio se pueden evitar muchos conflictos”. 

“Los delitos de odio están tipificados y se deben denunciar”, ha recalcado la concejala de Participación Ciudadana. El Ayuntamiento de Málaga cuenta con un servicio para la Igualdad de Trato, No Discriminación y Delitos de Odio en el cual colabora con la plataforma ‘Movimiento contra la Intolerancia’. Valentín González, coordinador de dicha asociación, ha explicado la iniciativa puesta en marcha en el 2019: “El servicio proporciona a las víctimas asesoramiento jurídico y acompañamiento durante el proceso”. “Estamos recibiendo una media de 3 o 4 llamadas mensuales al servicio para la Igualdad de Trato aunque hay que reconocer que la campaña de sensibilización se ha visto parcialmente ralentizada por la Covid-19”, ha puntualizado Valentín González

El 9% de la población europea ha sido víctima de un delito de odio sufriendo violencia física y el 41% ha padecido algún tipo de acoso, según datos extraídos de un informe publicado por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) este mes de julio. Valentín González se ha reportado a dicho informe para aclarar que el porcentaje crece cuando se refiere al uso de “la violencia física sobre las víctimas que pertenecen a minorías étnicas (22%), personas no heterosexuales (19%) y personas con algún tipo de diversidad funcional (17%). 

El coordinador de ‘Movimiento contra la Intolerancia’ insiste en estimular la denuncia puesto que “solo se denuncian una de cada diez agresiones según la FRA con lo cual estamos en un escenario desconocido, en España el 42% de la población LGTBI tiene miedo de ir en la mano por la calle”. Valentín González ha alabado a Málaga calificándola como “una ciudad segura en la que no existen problemas graves de delitos de odio, lo que no quiere decir que no se produzcan episodios relacionados con las distintas conductas de intolerancia”.