Los jóvenes se han convertido ya en los protagonistas de la quinta ola de Covid-19 que sufre la provincia. El grupo que comprende a malagueños y malagueñas de entre 15 y 29 años es el que más contagios está registrando en las últimas semanas y el que mayor incidencia acumulada presenta. Los números no dejan de crecer y esta franja de edad supone ya el 25,15%% del total de los contagios contabilizados en la provincia. Al aumento de fiestas organizadas y botellones se suma el hecho de que este grupo poblacional ha sido el último en incorporarse a la campaña de vacunación, por lo que la inmunización en esta población no ha alcanzado aún los niveles necesarios para contener la propagación del virus.

En Málaga, el número de personas con al menos una dosis de la vacuna contra la Covid-19 asciende a 1.022.850, lo que supone un 60,7% de la población total. De estos, únicamente el 5,92% corresponde a malagueños de entre 20 a 29 años. Este hecho se traslada directamente a los centros sanitarios en los que se viene un tiempo observando un cambio en el perfil de los pacientes que ingresan. Del mismo modo ocurre con la franja de edad que comprende a jóvenes de 12 a 19 años. En este caso, el porcentaje de vacunados registra un 1,4% y el número de personas suma 2.562.

De este modo, el 36,6% de los contagios que se están registrando en las últimas jornadas corresponde a grupos de edad aún sin vacunar. Esta franja comprende, mayoritariamente, a personas de entre 12 y 29 años, perfil que está copando las asistencias sanitarias en esta quinta ola. Los profesionales sanitarios alertan de que el perfil de los pacientes que presentan positivo y acaban siendo hospitalizados está en una franja de edad más joven, que coincide con las personas que no se han vacunado aún.

«En planta, la edad de los ingresados que estamos observando oscila entre los 21 y los 40 años», confiesa Carmen Gaona, secretaria de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de UGT. Esta profesional señala, además, que la gran mayoría de los hospitalizados no han sido inoculados aún: «Es una población que aún no está vacunada, no se ha querido vacunar o solo tienen la primera dosis puesta».

Por todo ello, los esfuerzos de todo el país están centrados en avanzar en la vacunación para los grupos de edad más temprana. En Andalucía, la pasada semana se abrió la vacunación para los jóvenes a partir de los 20 años y, durante la semana que entra, se prevé avanzar hasta los 16. Además, la comunidad tiene la intención de abrir este proceso hasta los 12 años durante la primera semana del mes de agosto.

Pese al ritmo al que se pretende que avance esta campaña, -y a pesar de que el porcentaje de inmunizados con al menos una dosis entre los malagueños de 20 a 29 años ha aumentado 14,5 puntos en una semana- este ritmo no se está traduciendo en una disminución de casos y de incidencia. La tasa de incidencia acumulada entre los jóvenes de 15 a 29 años se sitúa en 2.212 casos por cada 100.000 habitantes.

Aunque menor, el grupo etario en el que aún no se ha comenzado con la vacunación también presentó un notable repunte de contagios. La tasa de incidencia entre la franja de edad que comprende a menores de 0 a 14 años es de 536 casos por cada 100.000 habitantes.

Por su parte, la inmunidad de grupo ya ha sido alcanzada en los grupos de edad de 40-49 años; 50-59 años; 60-69 años; 70-79 años y 80 años en adelante. Esto quiere decir que más de un 70% de los malagueños que componen cada uno de estas franjas de edad ya han sido inmunizados con la pauta completa de la vacuna contra la Covid-19. El único grupo que aún no ha alcanzado este objetivo -además de los más jóvenes- es el de 30 a 39 años, cuya inmunidad se sitúa en un 35,9%. Así, además de continuar avanzando en edades, la campaña de vacunación intensifica la recaptación de personas que aún no hayan sido inoculadas con jornadas masivas de vacunación sin cita.

Con un 52,3% de su población ya vacunada con la pauta completa, la provincia se sitúa a 17 puntos de alcanzar la inmunidad de grupo. Con una dosis, el 60,7 % de los malagueños ya han sido inoculados. Carmen Gaona recuerda, no obstante, que también se están registrando ingresos en personas con la primera de las dosis administrada, por lo que se deberá seguir extremando las precauciones durante esta quinta ola: «Con dos dosis el índice es menos probable, con una dosis sí hay gente hospitalizada en planta».

Más de 400.000 andaluces continúan aún sin inmunizar

Andalucía ha administrado cerca de diez millones de vacunas en los últimos siete meses. Lo que se traduce en que 3 de cada 4 andaluces están ya vacunados con la primera de las dosis de la vacuna contra la Covid-19 -el 63,6% de la población andaluza-. La comunidad se sitúa a 15 puntos de alcanzar la inmunidad de grupo, con el 54,8% de sus ciudadanos inoculados ya con la pauta completa. La campaña de vacunación continúa abriéndose hacia los grupos de edad más temprana y a partir del próximo mes de agosto se prevé comenzar ya a inocular a andaluces a partir de los 12 años.

Pese al avance y los buenos datos que refleja la vacunación en Andalucía, alrededor de 400.000 andaluces no habrían sido inoculados con ninguna de las dosis y estaría aún sin vacunar contra el coronavirus. Así lo transmitió el delegado de Salud, Carlos Bautista, que explica que estas personas no han accedido al proceso de vacunación por diferentes motivos: «Alguien que acaba de pasar el Covid no puede vacunarse hasta dentro de seis meses; quién se encuentre en un proceso oncológico y sea inmunodeprimido; personas que no han podido ser localizadas porque estaban fuera de España o negacionistas».

Así, Bautista asegura que la comunidad cuenta con un grupo de personas que deben ser vacunadas cuanto antes. Por ello, cada semana se intensifica la recaptación de personas mayores de 40 años que aún no hayan sido vacunadas. De forma paralela a los nuevos grupos de edad que se van incorporando al proceso, se desarrollan jornadas masivas en las que estas personas pueden acudir, sin cita, para ser inoculados con el preparado de Janssen.

Por su parte, el número de contagios continúa creciendo en el territorio andaluz y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, incide en la importancia de potenciar más que nunca la vacunación y no frenar su avance.

El número de contagios aumentó en una jornada 5.721 casos y la incidencia acumulada se situó en 470,9 casos por cada 100.000 habitantes.

«El virus está aquí y el dato que confirmamos es muy alto», advierte Moreno, que solicita la colaboración ciudadana para frenar la propagación de contagios.