La fusión entre Unicaja y Liberbank, autorizada el pasado 19 de julio por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, cumple con los plazos anunciados y se cerrará el próximo viernes, fecha en la que está prevista la escritura de Fusión en el Registro Mercantil de Málaga y, por tanto, el último día en el que cotizarán las acciones de Liberbank en las Bolsas de Valores españolas.

En base a los acuerdos alcanzados por las juntas generales extraordinarias de accionistas de ambas entidades bancarias, la operación culminará con una ecuación de canje de una acción de Unicaja de 1 euro de valor nominal por cada 2,7705 títulos de Liberbank de dos céntimos de euro de valor nominal.

Según han informado ambas entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Unicaja llevará a cabo una ampliación de capital reservada a los accionistas de Liberbank. El capital social de Liberbank está representado por 2.979.117.997 acciones, pero el número de acciones de Liberbank que acudirán al canje es de 2.978.488.238 acciones, ya que Unicaja no es titular de acciones de Liberbank, y Liberbank es titular de 629.759 acciones propias en autocartera. Por otro lado, la entidad malagueña deberá entregar 1.075.072.455 acciones a los accionistas de Liberbank.

"Tendrán derecho a la adjudicación de acciones de Unicaja Banco los accionistas de Liberbank que hayan adquirido sus acciones hasta la fecha de inscripción de la escritura de Fusión en el Registro Mercantil de Málaga (prevista el 30 de julio de 2021) y que figuren como accionistas de Liberbank en los registros de la Sociedad de Gestión de los Sistemas de Registro, Compensación y Liquidación de Valores, S.A. Unipersonal (“Iberclear”) el día 3 de agosto de 2021", indican las secretarías del Consejo de Administración de Unicaja Banco y de Liberbank.

Está previsto que la sede social del nuevo banco continúe en Málaga, donde tiene su domicilio Unicaja Banco, pero contará además con centros operativos en esa ciudad andaluza, en Oviedo (clave para Liberbank) y en Madrid. Las acciones del nuevo banco empezarán a cotizar el próximo 2 de agosto.

Quinto banco español

La culminación de esta operación de fusión aprobada el 29 de diciembre de 2020 -que supondrá la disolución de Liberbank y absorción por parte de Unicaja Banco- dará lugar al quinto banco español en dimensión, que estará presente en el 80% del país, con más de 113.000 millones de euros en activos y abarcará más de 4,5 millones de clientes. La sociedad malagueña poseerá el 59,5% de la nueva entidad y el 40,5% será para la firma asturiana.

Te puede interesar:

Las entidades empezaron a negociar su unión en 2018 y, aunque en mayo de 2019 decidieron romperla, la pandemia de la covid y la presión por ganar rentabilidad animó a ambas a darse una nueva oportunidad en octubre de 2020.

Unicaja Banco, con una importante presencia en Andalucía y Castilla y León, cuenta con 6.200 empleados y 1.000 oficinas, mientras que Liberbank, creado por Cajastur-Banco CCM y las cajas de Cantabria y Extremadura, suma 3.700 trabajadores y 579 sucursales.