Los repetidos “cómpralo ahora que el domingo cierran” llegan a su fin en la capital malagueña con la reciente entrada en vigor de la nueva Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) que se traduce en libertad de horarios comerciales. Las grandes superficies pueden abrir desde el pasado martes todos los días festivos hasta el próximo 30 de septiembre. 

Lo primero que se encuentra el usuario al entrar en la web del centro comercial Larios Centro es un letrero que reza: “Festivos de apertura: Del 20 de julio al 30 de septiembre abrimos todos los días”. Unos horarios ‘extraordinarios’ que desde el pasado 20 de julio se aplicarán en la capital malagueña y a los que se acogen  grandes superficies como el Corte Inglés, Plaza Mayor, Vialia, McArthurGlen Designer Outlet, Málaga Plaza, Bahía Azul, Málaga Factory, el centro comercial Los Patios, Rosaleda y Alameda.  La zona comercial mantiene los domingos el horario habitual, desde las 10.00 horas hasta las 22.00 horas, excepto en Málaga Plaza cuyas tiendas cierran a las 20.00 horas.

Comprar en Bershka, Stradivarius o Pull and Bear también es posible en plena calle Larios con horarios algo más reducidos que el resto de días, desde las 12.00 hasta las 20.00 horas. Zara ha optado por abrir los festivos desde las 11.00 horas hasta las 21.00 horas. La gran superficie Ikea mantiene un horario de lunes a domingo desde las 10 de la mañana hasta las 22.00 horas. 

La Junta de Andalucía ha aprobado la nueva ZGAT para Málaga cuyo marco de aplicación va desde el 20 de julio hasta el 30 de septiembre de 2021 y que en los próximos años incluirá la totalidad del periodo estival (desde el 1 de junio al 30 de septiembre). El ZGAT será aplicable durante la Semana Santa (desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección, ambos incluidos). La vigencia de la ZGAT se mantendrá de forma indefinida y su entrada en vigor se ha retrasado este primer año a causa de un requerimiento de la Junta que relantizó su puesta en marcha.

Uno de los requisitos para poder declarar un territorio Zona de Gran Afluencia Turística es “constituir un área cuyo principal atractivo sea el turismo de compras”. Dentro de la propia resolución publicada en el BOJA (Boletín Oficial de la Junta de Andalucía) se especifica que “Málaga se posiciona como tercer destino del turismo de compras en España, detrás de Barcelona y Madrid”. Según  el Centro de Investigación, Divulgación e Innovación en Turismo IDITUR- Ostelea en su informe 'Turismo de compras', Málaga concentra el 6% de las compras libres de impuestos, muy lejos de Barcelona (51%) y Madrid (38%) pero por encima del resto del Mediterráneo (5%). En dicho estudio se pone de manifiesto como en las áreas de España identificadas con las compras de lujo destaca Puerto Banús, donde el precio medio del ticket de la compra se sitúa en 994 euros, solo superado por el Barrio de Salamanca (Madrid) con 1.011 euros. 

La medida no está exenta de polémica, tras las concentraciones convocadas por los sindicatos CCOO y UGT a principios de mes en las que a través de una nota CCOO declaró que “es una medida que va contra los derechos de las personas que trabajan en este sector, además les perjudica económica y laboralmente y está muy lejos de poder tener una conciliación laboral y familiar". El Partido Popular y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga rechazaron una propuesta realizada por la oposición en la que se instaba al Consistorio a suspender la declaración de Zona de Gran Afluencia Turística. 

Restricciones ligadas al nivel 3 de alerta en Málaga

En lo referente a los establecimientos comerciales, la provincia de Málaga vuelve al nivel 3 de alerta sanitaria. Dicha situación implica la obligación de las tiendas de proporcionar gel hidroalcohólico a los clientes y de mantener una limpieza regular (al menos 2 veces al día).  

Ante el aumento del número de contagios se recomienda el pago con tarjeta y se restringe el aforo permitido en tiendas y centros comerciales hasta el 60%, según las medidas publicadas en el BOJA. Se debe mantener una distancia de seguridad de 1,5 metros entre personas no convivientes.