El coordinador de Ciudadanos Málaga, Guillermo Díaz, ha asegurado en un encuentro con cargos y afiliados de la formación liberal en la provincia que la convención nacional del partido ha supuesto "un cambio de tendencia, un punto de inflexión", que ha logrado situar a Ciudadanos como "el único partido liberal en el arco político".

En el encuentro, mantenido en la tarde de este pasado martes, el dirigente provincial ha pedido a los afiliados que refuercen el trabajo desde la unidad. "Ahora es el momento de la unión absoluta de todos los Ciudadanos de la provincia. Vamos a ir todos a una, porque disentir es una excentricidad que no podemos permitirnos", ha dicho.

Al hilo, ha remarcado que "en Ciudadanos Málaga no hay familias, hay una sola, que es Cs Málaga", por lo que ha pedido a los presentes que no pierdan de vista este objetivo.

Díaz, junto al resto de miembros del comité ejecutivo de Cs Málaga, se ha felicitado por el nombramiento de la parlamentaria Teresa Pardo como portavoz del Grupo Parlamentario de Cs Andalucía al asegurar que se trata de una "buenísima noticia" para la provincia.

Por otro lado, tanto el coordinador como el resto de la dirección provincial han anunciado que a partir de septiembre se intensificarán los actos públicos de la formación con nuevas propuestas propias.

En el encuentro han tomado la palabra varios afiliados de Málaga que asistieron a la convención nacional y de la que han destacado el elevado nivel de participación. Ha supuesto, aseguran, un "chute de energía" interno, y la comparan con "un puesto de avituallamiento en el que coger fuerzas para seguir corriendo". Los afiliados coinciden en que con la convención se ha abierto "un espacio de debate alejado de la política macro y más centrado en el municipalismo".