La Junta de Andalucía ha tomado una de las decisiones más drásticas en la provincia de Málaga desde que comenzó el proceso de desescalada, que afecta a la libertad de movimientos de los ciudadanos. El comité de Alerta de Salud Pública, reunido en la tarde de este miércoles, ha decidido establecer el toque de queda entre las 2.00 y las 7.00 horas a los vecinos de Marbella y de Estepona, aunque esta medida solo entraría en vigor si es admitida por el Tribuna Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Marbella y Estepona superan, con una tasa de 1.038,4 y 1.026,7, respectivamente, el millar de casos de incidencia acumulada por cada cien mil habitantes en los últimos 14 días, uno de los parámetros establecidos por la Consejería de Salud y Familias para proponer el cierre perimetral y el toque de queda.

La Junta de Andalucía, a través de su Gabinete Jurídico, ha solicitado la ratificación judicial de la medida adoptada, de conformidad con lo previsto en el artículo 10.8 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. Así que si el Alto Tribunal Andaluz no pone objeciones, las nuevas restricciones serán de aplicación a partir de la medianoche de este jueves.

Además de estos dos municipios malagueños, la Junta solicita las mismas medidas en Montoro (Córdoba).

Por lo demás, el comité mantiene todos los distritos sanitarios de la provincia de Málaga en nivel de alerta 3, con las mismas limitaciones y normas de aforo que se vienen aplicando desde hace una semana, cuando los comités territoriales de Alertas y Salud Pública de Alto Impacto se reunieron por última vez para llevar a cabo el seguimiento de la situación epidemiológica.

En la provincia hay otros seis municipios, con una población de menos de 5.000 habitantes, que también superan el millar de casos de incidencia acumulada, en los que los comités tendrán que decidir si aplican o no cierre perimetral. Estos son Alcaucín (1.316,4), Fuente de Piedra (1.211,7), Villanueva de la Concepción (1.611,9), Benaoján (1.514,1), Faraján (7.279,7) y Jubrique (1.147,2).

En toda Andalucía son 33 localidades las que se encuentran en la misma situación.

Málaga capital ha esquivado "in extremis" la posibilidad de ser propuesta para activar el toque de queda nocturno. Los datos de la Consejería de Salud del martes  encendieron las alarmas al registrar la capital malagueña un incremento de unos 60 puntos que propulsó la tasa de incidencia acumulada hasta los 1.006,1 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, en las últimas 24 horas la incidencia ha descendido hasta situarse en los 977,9 casos por cada 100.000 habitantes de este miércoles.