El portavoz socialista, Daniel Pérez, pidió ayer al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, «que no mienta a los malagueños y aclare que tenía conocimiento en 2020 los cerca de 39 millones de euros que el Ayuntamiento debe ahora devolver al Gobierno central», por la caída de tributos sobre la participación de las entidades locales de 2020, conocida como PIE. Daniel Pérez desveló ayer que Gestrisam, el organismo municipal para la gestión tributaria, «avisó al alcalde en mayo de 2020 de la caída en la PIE por valor de 38,97 millones de euros a la hora de confeccionar los presupuestos, y el alcalde no hizo nada», expresó, mostrando documentos que lo acreditan. «Pese a conocer el dato, el equipo de gobierno prefirió obviarlo para abultar las cuentas y después pedir una condonación pese a no ajustarse a ley».

Así lo manifestó Pérez en rueda de prensa en compañía de la viceportavoz socialista, Begoña Medina, y de los concejales Mariano Ruiz, Rosa del Mar Rodríguez, Carmen Martín y Alicia Murillo. «El Ayuntamiento de Málaga tiene que devolver casi 39 millones de euros por los tributos que el Estado le ha transferido y que no se han recaudado, y no vale ahora pedir la condonación de la deuda porque así es la ley». De hecho, en mayo del 2020 «De la Torre ya sabía que este dinero no se había recaudado en la ciudad y se calló, cuando debía haberlo comunicado y tenido en cuenta a la hora de confeccionar los presupuestos. La ley está para cumplirla». Durante la rueda de prensa, Pérez se refirió también al papel jugado por la Junta de Andalucía durante la pandemia. «Moreno Bonilla tiene que acabar con los recortes en Sanidad y que inyecte al Ayuntamiento de Málaga el dinero procedente del Gobierno central».