El Hospital Virgen de la Victoria activó el pasado martes el protocolo existente por la agresión a un vigilante de seguridad y a una celadora, según han informado fuentes de dicho centro hospitalario, apuntando que el presunto agresor fue detenido esa misma tarde por la Policía.

"Entró un individuo de unos cuarenta años muy alterado en la sala de Urgencias con un palo en la malo. Rompió la mampara de protección que hay en la entrada y después fue a agredir a una celadora. Al hombre lo redujo un vigilante de seguridad, lo tiró al suelo y más tarde vinieron más guardias. Al rato se lo llevó detenido la policía", afirma Miguel, un testigo que se encontraba en Urgencias en el momento de la agresión.

Los hechos sucedieron alrededor de las 18.00 horas en uno de los controles de acceso al centro, en el que un ciudadano manifestó una conducta agresiva con el personal que controlaba la entrada. Así, supuestamente, este hombre habría agredido físicamente a un profesional del equipo de seguridad, que requirió asistencia médica por lesiones, y a una celadora.

El hospital ha condenado una vez más este tipo de situaciones "que no tienen justificación alguna" y ha manifestado su rechazo "absoluto ante este tipo de comportamientos que afectan a nuestros profesionales".