Turismo

Las reservas hoteleras se frenan en agosto pese a la sobresaliente recuperación del sector en junio

La provincia es uno de los destinos que mayor mejoría ha reflejado con un 62% de ocupación, cuatro puntos más de lo estimado - El avance de la quinta ola amenaza las previsiones para el próximo mes

Imagen de una de laspuertas de embarque del  Aeropuerto Málaga-Costa del Sol

Imagen de una de laspuertas de embarque del Aeropuerto Málaga-Costa del Sol / Álex Zea

Málaga ha superado las previsiones de ocupación hotelera para este mes de julio. La provincia sigue la tónica nacional y refleja una notable recuperación en relación al primer semestre del año -en el que la ocupación registró un 28% tras bajar diez puntos. En junio, la provincia repuntó hasta alcanzar más del 40% y todo hacía presagiar que las cifras continuarían en aumento de cara a la temporada estival. Sin embargo, el avance de una quinta ola de la pandemia amenaza con ensombrecer las previsiones hoteleras.

Si durante este mes de julio la ocupación registró un ligero aumento -de cuatro puntos- llegando a situarse en un 62%, las previsiones para el mes de agosto no son tan halagüeñas. El constante incremento de contagios ha frenado el número de reservas que «se siguen produciendo pero ahora mismo estamos en momento de parón, se ha frenado la cosa», argumenta el presidente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes de Andalucía (Aedav), Sergio García.

La provincia ha experimentado unos meses en los que los datos de ocupación hotelera eran fiel reflejo de la recuperación del sector. «Los meses de mayo y junio, lo que es la primavera, han sido muy buenos debido a que había menos contagios, la situación estaba más controlada y la cosa se estaba animando más», indica García. De esta mejoría se ha hecho eco el barómetro hotelero elaborado por STR y Cushman & Wakefield, que apunta una recuperación «sobresaliente de destinos de carácter vacacional o mixto como las Islas Baleares y Málaga».

Esta tendencia, no obstante, no va a mantenerse en el tiempo y el sector hotelero ya ha advertido un descenso en el número de reservas de cara a los meses que restan de temporada estival: «Desde principios de este mes de julio, coincidiendo con el aumento de casos de Covid-19, ha habido un parón en las reservas». Sergio García asegura, además, que ya se han producido algunas cancelaciones de cara a este mes de agosto. «Se siguen realizando reservas pero la tónica general es que se ha frenado la actividad, para agosto se va a mantener lo que ya hay», añade.

De este modo, la ocupación prevista para el próximo mes se estanca en un 62,03% y no se prevé que supere los datos obtenidos en el mes de julio, como se esperaba desde el sector hotelero: «Los números reflejan que la ocupación no está remontando como esperábamos», admitió el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol, José Luque.

Además, la asociación asegura que la eliminación de las restricciones por parte de Reino Unido aún no se han dejado sentir en los establecimientos malagueños. Así, en los municipios más dependientes del mercado británico, el nivel de ocupación es más bajo de lo habitual en estas fechas: Fuengirola (47%); Torremolinos (59%) y Benalmádena (68%). Por su parte, municipios con un turismo más diversificado presentan unos mejores datos: Málaga capital (77%); Nerja (76%) y Marbella (66%).

El decreto de renovación hotelera, un revulsivo para el sector

El pasado 13 de julio entró en vigor el Decreto de Renovación y Modernización de la Planta Hotelera. El presidente de la Asociación de Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), asegura que este decreto «supone un gran impulso para que podamos competir con otros destinos como Baleares, Murcia o Canarias».

El decreto, señala, será un revulsivo para el sector hotelero ya que la inversión podría llegar a superar los 2.000 millones de euros y la creación de 7.000 empleos en Andalucía.

Por su parte, la consejera de Fomento e Infraestructuras, Marifrán Carazo, destaca que con este decreto «se va a contribuir a mejorar nuestra oferta turística y permitir a los alojamientos turísticos de Andalucía competir en igualdad de condiciones con otros territorios turísticos».

En este sentido, Carazo indica que «esta ordenanza va a contribuir de manera directa a la recuperación de nuestra economía, de momento creando empleo en el sector de la construcción y en otros muchos. Y en un futuro, cuando esas obras estén finalizadas, incentivando nuevas actividades e impulsando la creación de empresas».

El recién aprobado decreto fue el eje sobre el que giró el II Foro Aehcos, celebrado ayer en el Hotel MS Amaragua de Torremolinos. Durante el evento, se incidió en la importancia de remodelar y modernizar una «planta hotelera que tiene una edad media elevada y un bajo número de establecimientos de alta categoría», puntualizó la consejera de Fomento e Infraestructuras. El decreto, aseguran los profesionales de este sector, llega en un momento decisivo.