Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Málaga un local regentado por una asociación de fumadores de cannabis después de comprobar que operaba supuestamente como punto de venta de drogas. Los agentes han detenido a tres personas por su presunta implicación en un delito contra la salud pública y han intervenido 8,2 kilogramos de marihuana, un kilogramo de hachís y 650 euros en efectivo.

La operación denominada 'Ñoras', como ha sido llamada por los investigadores, se inició a partir de unas informaciones recabadas por la Brigada Móvil, cuyos agentes habían realizado varias actas de aprehensión de droga en las inmediaciones a un local con apariencia de club de consumo de cannabis, en la zona de la estación de autobuses de Málaga.

Del caso se hicieron cargo efectivos del grupo de investigación de la Comisaría de Distrito Oeste, que intensificaron las pesquisas en torno al referido establecimiento. Así, en apenas 48 horas, se detectó un importante número de personas que acudía a dicho local permaneciendo en el interior por un breve periodo de tiempo, han informado desde la Comisaría en un comunicado.

Una vez interceptadas las personas que salían del club, se pudo comprobar que estas portaban entre sus pertenencias sustancias estupefacientes, en concreto marihuana y hachís, confeccionándose al respecto varias actas de aprehensión.

Finalmente, los investigadores practicaron la entrada y registro en el local con autorización de la autoridad judicial, interviniéndose 8,2 kilogramos de marihuana, algo más de un kilogramo de hachís y 650 euros en efectivo.

La Policía concluyó que, bajo el amparo de club de fumadores de cannabis, el establecimiento supuestamente funcionaría realmente como punto de venta y distribución de sustancias cannábicas --hachís y marihuana--.