La Policía Local de Málaga desalojó en la noche de este pasado sábado a más de 370 personas que se encontraban en un establecimiento, que fue denunciado por incumplir las medidas de contención de la Covid-19. Los agentes denunciaron al establecimiento, situado en Camino de los Almendrales, "por no ajustarse a la actividad autorizada y carecer de permiso de música".

Según han precisado desde el Ayuntamiento de Málaga en un mensaje en sus redes sociales, el local se excedía también en su horario de cierre e incumplía las medidas de prevención y contención de la COVID-19.

Precisamente, el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, ha vuelto a pedir este domingo responsabilidad a la ciudadanía y que se cumplan las normas para contener el virus, recordando a las 1.759 víctimas desde el inicio de la pandemia y haciendo hincapié en el esfuerzo que realizan cada día los profesionales sanitarios.