El Defensor del Paciente ha solicitado a la Fiscalía de Málaga que investigue la muerte de una joven de 20 años de Estepona por "presunta negligencia en el tratamiento de Covid" en el Hospital Costa del Sol de Marbella.

La familia llevó a la joven, que presentaba síntomas constantes como fatiga, náuseas y vómitos, al hospital hasta en siete ocasiones y se le realizaron dos pruebas serológicas, la primera con resultado negativo y la segunda positivo. En todas las ocasiones la mandaron de vuelta a casa, según explica a La Opinión una familiar de la joven.

"Así sucesivamente hasta que ya el sábado mi niña no podía más". El sábado pasado por la mañana, ante la insistencia de los síntomas, los padres decidieron volver a llevar al hospital a su hija , que sufrió un desmayo antes de salir de casa.

En torno a las 13:30 horas llegaron al Costa del Sol, donde fue finalmente ingresada. No obstante, los padres tuvieron que regresar a su domicilio porque también habían dado positivo y debían confinarse. "Cuando la ingresan, le hacen las pruebas y la niña ya tenía un edema cerebral. Después le dio una trombosis pulmonar", relata esta familiar, que además critica que el personal le afeó a los padres que había otros pacientes "más graves".

"A la una [de la madrugada] llamaron a mi hermana diciendo que ya habían hecho todo lo que podían por la niña y que ya esperar", continúa.

Fuentes hospitalarias han asegurado que "la paciente tenía factores de riesgo asociados" pero la familia sostiene que, aunque la joven tenía obesidad, estaba sana, no sufría patologías previas y que únicamente padecía una minusvalía intelectual leve por la que estaba en tratamiento psicológico. Por otro lado, no estaba vacunada contra el Sars-Cov-2 porque, según explica la familiar, se contagió antes del día de la cita.

Por todo ello, la presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha confirmado a este periódico que han contactado con el fiscal provincial , Juan Carlos López Caballero, para solicitarle que investigue los hechos e intervenga.

"Entendemos que la situación es grave si los hechos se corresponden a lo denunciado por los padres públicamente", piden a la Fiscalía. "Por ello, solicitamos su investigación por los hechos que perfectamente se describen en la información pública, esperamos que nos admita esta petición ".

El abogado Damián Vázquez, colaborador del Defensor del Paciente en Málaga, puntualiza que han requerido la apertura de deligencias informativas penales de investigación:

"Estamos solicitando que se investiguen estos hechos para esclarecer si estamos ante una posible negligencia médica o delito de homicidio por imprudencia médica profesional por omisión de medios, por haber acudido en siete ocasiones ni más ni menos para ser atendida".

Acciones legales

Desde el centro sanitario defienden una atención "adecuada y correcta atendiendo a criterios clínicos" mientras la paciente estuvo en el área de críticos. Además, a pesar de que mantienen que "han ofrecido información completa y puntual a la familia y que "continúan a su completa disposición", la familia lo niega con rotundidad: "A día de hoy ellos no se han puesto en contacto con mi hermana ni con mi cuñado ni con nadie de la familia. No se en qué se basan en ellos para decir eso".

Según la información adelantada por Área Costa del Sol y confirmada por este periódico, la familia ha decidido emprender acciones legales contra el hospital.