La Federación de Organizaciones de Mayores de Andalucía (FOAM) ha vuelto a alertar de la entrada del Sars-Cov-2 en las residencias de la comunidad debido al impacto de la variante Delta durante la quinta ola.

En la provincia de Málaga, este colectivo refleja que hay 18 geriátricos con casos positivos de Covid-19 en los que hay contagiados 86 residentes, según los datos extraídos del informe sobre la situación epidemiológica de los centros sociosanitarios que la Consejería de Salud presenta semanalmente al Consejo de Gobierno, en este caso, de ayer 10 de agosto.

Además, comparan estos datos con los del informe del 3 de agosto, cuando empezaron a proliferar los casos, entonces con 16 centros afectados y 114 casos notificados. También muestran resultados del informe del 6 de julio, cuando apenas había dos centros con positivos confirmados y seis residentes relacionados.

"Afortunadamente hay un antes y un después de las vacunaciones en los efectos del virus sobre los mayores en residencias", apunta la FOAM, aunque pide reforzar la protección ante el incremento de la transmisión, especialmente en la última semana. "Aunque las cifras actuales están aún muy alejadas de las registradas durante las anteriores olas de la pandemia, también es cierto que las vacunas han perdido eficacia en las residencias de mayores, que el virus comienza de nuevo a atacarlas y que va muy de prisa".

En los primeros diez días de agosto, según datos de la Consejería de Salud recogidos por la federación, han fallecido en las residencias de mayores andaluzas 20 personas. Entre junio y julio se lamentaron 17 defunciones. Asimismo, indican que solo un centro se encuentra medicalizado en la comunidad.

A nivel regional, con los datos del último informe, en Andalucía hay 65 centros con positivos de Covid-19 notificados y 617 residentes afectados, de los que 49 están hospitalizados. Esto supone que el 1,41% de los usuarios de residencias andaluzas están contagiados frente al 0,02% que arroja el informe del 6 de julio.

En cuanto trabajadores contagiados, son 227 actualmente frente a los 24 notificados a principios de julio. En relación a esto, la FOAM reitera que el 2,7% de los trabajadores de residencias (1.009) no han querido vacunarse.

Por ello, la federación solicita a la Junta de Andalucía, entre otros aspectos, la vacunación obligatoria de todos los trabajadores en residencias, así como la administración de la tercera dosis a los residentes. En relación a las visitas ven conveniente que los visitantes deban tener la vacunación completa y que se limiten las entradas y salidas en poblaciones con una alta incidencia.

"Ha costado mucho esfuerzo llegar hasta aquí hasta conseguir convertir a las residencias de mayores en lugares seguros ante el Covid. Hemos dejado mucho en el camino, por ello no debemos descuidarnos, siempre hay que adelantarse al virus. De seguir estas recomendaciones no debiéramos de tener ningún problema en las residencias de mayores, que seguirán siendo los lugares seguros, que son, ante el coronavirus y que nunca deben de dejar de serlo", concluye desde la FOAM.