El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, insistió ayer en que es a la Junta de Andalucía a la que le corresponde tomar una decisión en relación con la cueva hallada hace unas semanas en la cantera de cemento en La Araña, en Málaga capital, y volvió a reiterar que la postura del Consistorio es «acompañar a la Junta en lo que decida».

«Corresponde al Gobierno andaluz tomar la decisión sobre esta materia», explicó el regidor tras ser cuestionado por los periodistas, asegurando que «nosotros vamos a respaldar esa postura, buscando lo que sea mejor para Málaga y lo más compatible posible con la actividad de la propia fábrica después de la parada que se ha hecho, no solo veraniega, sino con motivo de esta cueva aparecida».

Así, dijo de nuevo que «nuestra postura es apoyar la decisión de quien le corresponde como administración, que es la regional, decidir sobre esta cuestión», ha concluido.

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, confirmó el pasado miércoles que la cueva hallada hace unas semanas en la cantera de cemento en La Araña va a estar protegida por su valor medioambiental, mientras que la intervención en materia de protección por parte de Cultura va a depender del hallazgo de restos arqueológicos de valor.