El nuevo curso 2021/2022, el segundo en pandemia, arranca este miércoles con los más pequeños, las niñas y niños de 0 a 3 años que se incorporan al primer ciclo de Educación Infantil.

En la provincia de Málaga son 16.210 los nuevos alumnos que estrenan curso, cifra que supone un aumento de 785 escolares en estos centros educativos con respecto al pasado año académico, según datos de la Delegación de Educación en Málaga. Estas niñas y niños inician así las clases en uno de las 374 guarderías públicas o privadas adheridas al programa de la Junta para fomentar la escolarización en esta etapa, el primer ciclo de Educación Infantil, lo que supone 12 centros más que el año pasado. Estos son:

El CEI Don Pablito IV y CEI Cuentos y Cuentas en Málaga; el CEI Explora y CEI Funky Feet Playschool en Estepona; el CEI Baby Suel en Fuengirola; el CEI Pequeñines en Marbella, el CEI Colorines, el CEI Pekeklasse y el CEI Colemío en San Pedro de Alcántara (Marbella); el CEI Tickly Toddlers y el CEI El Coto en Mijas y, por último, el CEI Duendecitos en Vélez-Málaga.

Por tanto, se quedan 7.645 vacantes del total ofertado, 23.855 plazas financiadas con fondos públicos -394 más que el pasado curso-, lo que eleva la tasa de desocupación en las guarderías de Málaga al 32%.

No obstante, la Junta señala una tendencia al alza en las matriculaciones para la escolarización de niños y niñas de 0 a 3 años en la provincia, con lo que manejan una previsión de 19.400 matriculaciones en la provincia. De conseguirse, se alcanzarían los niveles prepandémicos en la Educación Infantil.

En este sentido, la delegada de Educación, Mercedes García Paine, en una visita al CEI El Palacio del Bebé de Málaga para inaugurar el nuevo curso, ha recordado que continúa abierto el plazo para solicitar plaza para alguno de los centros y ha animado a las familias a que escolaricen a sus hijos e hijas porque se trata de una etapa de carácter educativo y no solo asistencial.

En cuanto a los factores que explican esa tasa de desocupación, el presidente de la Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía (CEI-A), José Luis Victorio explica que se debe a tres factores principales. Por un lado, el exceso de guarderías y apertura de nuevos centros en zonas ya de por sí saturadas; la imparable caída de la natalidad así como la falta de campañas informativas dirigidas hacia las familias.

Según el colectivo, el elevado número de vacantes en las guarderías junto a los retrasos en los pagos de la Consejería de Hacienda, "están poniendo en peligro la apertura de estos centros".

Ilusión y menos incertidumbres

Con la experiencia de casi todo un curso académico desarrollado en plena crisis santaria provocada por el Sars-Cov-2, las escuelas vuelven a abrir sus puertas a su alumnado más joven, con menos incertidumbre pero, esos sí, manteniendo el "estricto protocolo higiénico-sanitario para hacer de las aulas un lugar lo más seguro posible", subrayan desde la CEI-A.

De hecho, cada centro ha elaborado su propio protocolo de actuación para prevenir los contagios, con el asesoramiento del servicio de Inspección de la Consejería de Educación. En este sentido, Paine ha asegurado que, aunque la situación actual es "más favorable respecto al curso pasado gracias a que el regreso a las aulas se producirá en Málaga con casi todos los profesionales del sistema educativo vacunados y la mayoría del alumnado, no debemos bajar la guardia".

Por su parte las escuelas infantiles afrontan el nuevo curso con ilusión y una mayor confianza, ya que tanto el personal como los escolares han interiorizado las normas preventivas.

“De nuevo, afrontamos un inicio de curso complicado, pero desde las escuelas infantiles queremos seguir animando a las familias a que confíen en los profesionales de la etapa educativa de 0 a 3 años, que el pasado curso ofrecieron lo mejor de ellos para que los más pequeños disfrutaran de juegos y de sus amigos al mismo tiempo que crecían y aprendían en un entorno muy seguro”, asegura el presidente de la coordinadora, José Luis Victorio, que ha recordado el gran nivel de adaptación del alumnado más joven a las nuevas rutinas de protección e higiene para evitar los contagios en el entorno escolar.

“Estamos volviendo a todas las actividades previas antes de la aparición del virus y eso, junto con la vacunación y la prevención, tiene que ir de la mano del retorno a la "normalidad" de los niños, que también tienen derecho a compartir sus juegos con amigos y a seguir aprendiendo en su escuela de confianza”, añade.

Respecto a las bonificaciones, García Paine, ha avanzado que en Andalucía 5.505 familias más se podrían beneficiar este curso 2021/22 de la gratuidad total respecto al curso anterior, lo que supone un incremento de un 10,8%. También aumentarían en 2.286 (5,27%) el número de familias que se beneficiarán de algún tipo de bonificación. En este sentido, según las previsiones de la Consejería en este curso en Andalucía habrá 50.577 menores de tres años bonificados al cien por cien y 43.388 con bonificaciones parciales.