Las asociaciones de vecinos La Cooperación y Torrijos, la federación vecinal Solidaridad, Facua, Ruedas Redondas, Comisiones Obreras, la fundación Rizoma y Bosque Urbano Málaga han solicitado, vía registro, sendas reuniones al alcalde Francisco de la Torre y a responsables del Gobierno de España, a fin de explicar las ventajas que supondría para la candidatura de la Expo 2027 incluir el proyecto promovido por la plataforma Bosque Urbano Málaga, que aboga por convertir en una zona verde mediterránea las más de 17 hectáreas que integran los terrenos de la antigua Repsol, informa la plataforma en una nota.

Los representantes gubernamentales a los que se ha solicitado una reunión de trabajo son el subdelegado del Gobierno en Málaga, el secretario de Estado para la Agenda 2030 y la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales, como responsables que han de tomar una decisión en relación con la candidatura de Málaga a la Expo 2027.

Cabe recordar que la ciudad de Málaga presentó su candidatura para celebrar en 2027 una feria internacional en torno a la sostenibilidad urbana. El proceso de selección de la ciudad que España presentará como sede aún está abierto y el Gobierno central no ha tomado todavía una decisión.

Las ocho organizaciones citadas defienden que las opciones de Málaga para albergar este evento aumentarían considerablemente, al presentar una propuesta de intervención práctica en una zona urbana degradada, promovida por la ciudadanía, innovadora y que mejoraría considerablemente el medio ambiente urbano.

«Se trataría de una actuación ejemplar desde el punto de vista de la sostenibilidad», afirman fuentes de las entidades peticionarias.

Estos colectivos sociales abogan por acercar la Expo 2027 a la ciudadanía de Málaga, que podrá participar de forma activa y disfrutar de sus actividades. Para ello, proponen utilizar las infraestructuras ya existentes o que están en construcción, como el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, el entorno cultural e innovador de la antigua Tabacalera o el centro ciudadano previsto en la antigua cárcel provincial, que albergaría las diferentes exposiciones, conferencias y eventos.

Al crear un circuito de actividades alrededor del futuro Bosque Urbano, se dinamizarían económica, social y culturalmente los distritos de la Carretera de Cádiz y de la Cruz de Humilladero.

«La inclusión en la candidatura de Málaga de la creación de una gran zona arbolada en los terrenos de la antigua Repsol, aumentaría considerablemente sus opciones», señalan.