"En cuanto al incendio del que hablábamos ayer, esta mañana hubiera estado en unas condiciones suficientes como para acometer su estabilización completa", ha lamentado el subdirector regional del Infoca, Alejandro García en una nueva atención a los medios de comunicación. Desafortunadamente, no ha sido así.

Al comienzo de esta pasada noche, todo apuntaba a que habría una "leve mejoría" que podría facilitar la estabilización de las llamas, de las que solo quedaban cuatro puntos calientes, según el Infoca.

Sin embargo, la madrugada ha dado la vuelta a la situación debido a la aparición de una nube de pavesas -partículas incandescentes- que "han saltado" hacia el otro lado del río Almárchar, según ha explicado el consejero de la Presidencia Elías Bendodo.

Estas pavesas han generado un segundo incendio en la sierra que se ha avanzado de forma independiente durante las últimas horas de la noche y las primeras de la mañana, hasta que este nuevo frente y el del perímetro que ya se estaba activo se han "succionado" y se han unido.

"Anoche les informaba de una situación que nos permitía ser optimistas con cuatro áreas principales de actividad. Eso ha ido bien, las cuatro zonas han funcionado razonablemente bien", ha expuesto García. "La circunstancia sobrevenida es unas pavesas, que es algo posible pero no previsible, que han generado un nuevo incendio. Lo que tenemos ahora es otro incendio en Sierra Bermeja".

"Los frentes más cercanos se han unido, incluso atravesando un valle que ya había ardido hace un mes y pico, pero estamos hablando de una potencia y una fuerza inusitada para los incendios a los que estamos acostumbrados en este país", ha subrayado el subdirector regional del Infoca.

Por otro lado, la previsión en cuanto al viento para la jornada de hoy es que sople desde el sureste, por lo que el riesgo principal se desplaza al lado contrario, el noroeste. No obstante, las características que ha adoptado el incendio hacen que este factor pierda la importancia que tiene en la mayoría de los incendios, ya que es capaz de generar sus propias dinámicas de propagación.

"No avanza en un sentido sino que todo el humo se ve succionado por la columna central. Eso tiene distintas consecuencias y riesgos, pero lo que hace es que no se nos direccione tan claramente como cuando es un incendio dominado por viento", ha añadido García. Además, hoy las condiciones de convectividad, es decir, de generar pirocúmulos, son bastante mayores que en los días anteriores.

"El perfil vertical de la atmósfera nos da una probabilidad mayor que las de hace dos días, pero tiene otra dependencia, que es la energía que lo inyecta y lo crea. Eso va a depender de las distintas vaguadas que vaya quemando".

Un helicóptero realiza una descarga de agua durante la extinción del incendio de Sierra Bermeja. Carlos Díaz (EFE)

Medios extraordinarios

Esta mañana se ha trasladado la petición de apoyo a la Unidad Militar de Emergencias (UME) que, según el Infoca, se dedicarán a la "defensa" de los municipios de Jubrique y Genalguacil.

Además, se ha elevado una petición de medios al Fast (Forest Fires Assessment and Advisory Team). "Son equipos de colaboración que las distintas comunidades autónomas hemos creado de especialistas en distintas facetas de los incendios", aclara García.

A este dispositivo se le han transmitido dos peticiones: unos equipos de radiosondeo -equipo técnico y humano muy especialidado en la lectura vertical de la atmósfera- y un equipo de especialistas en uso de maquinaria pesada, cuya actividad se está viendo muy limitada en las labores de extinción debido a la difícil orografía.